La Agencia Espacial Europea invertirá 4 millones de euros en Malargüe. El dinero será destinado al equipamiento de la estación DSA-3 que según la entidad, “juega un papel importante en las comunicaciones con las misiones al espacio profundo”.

En la jornada de hoy una importante delegación de la Agencia Espacial Europea (ESA) recibirá en su estación DSA-3 de Malargüe a autoridades nacionales, provinciales y municipales.

Rolf Densing, su Director de Operaciones, se referirá a inversiones destinadas a dicha estación, y actualizará respecto de la finalización de algunas actividades que se desprenden del Acuerdo de Implementación firmado entre la ESA y la República Argentina para la instalación de la mencionada Estación, tales como la ampliación de la red eléctrica de 13,2 kV a 33 kV y la instrumentación del Parque Científico y la pavimentación de la Ruta Provincial 186, entre los principales temas. Las inversiones, superarán los 4 millones de euros para 2017.

Importancia para el país y la provincia

Dicha estación cumple un papel relevante en el estudio del espacio profundo, permitiendo la comunicación permanente de las misiones Lisa Pathfinder, Mars Express, ExoMars y Gaia, entre otras.

Este instrumento de avanzada de 50 millones de euros, que está emplazado a 1550 metros sobre el nivel del mar y a sólo 45 kilómetros de la ciudad de Malargüe, vuelve hoy a ser noticia a casi cinco años de su inaguración a fines de 2012, debido a un cambio radical de su aparatología: se la someterá a un “rejuvenecimiento” y actualización de su software para que sea compatible con las próximas misiones espaciales.

LEÉR MÁS  Desde el miercoles rige la nueva Ley de Seguridad vial

Se trata de una de las tres antenas satelitales que tiene la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) en todo el mundo y que conforma una de las pocas ventanas que tiene el planeta Tierra para espiar los secretos del Universo.

La antena es clave para recibir información vital de las principales misiones espaciales que la ESA lleva adelante a través de sus satélites y naves espaciales, como por ejemplo la sonda Mars Express -que orbita el planeta rojo a una distancia de 193 millones de kilómetros- para estudiar su atmósfera y geología.

El anuncio de inversiones por parte de su Director de Operaciones, apunta a poder sostener misiones futuras que requieren la incorporación de tecnologías modernas y así incrementar las capacidades técnicas de la Estación.

LEÉR MÁS  Luján propone un uso a las zonas de Agrelo a rematar

En el mismo sentido, la ESA, quien tiene acuerdos celebrados con nuestro país desde hace dos décadas, apuesta al trabajo conjunto con la CONAE, para garantizar el correcto desempeño de sus actividades.

La estación mendocina juega un papel importante en las comunicaciones con las misiones al espacio profundo. Su antena, de 35 metros diámetro, se une a las existentes en Cebreros (España) y en Nueva Norcia (Australia), con lo que la ESA tiene asegurada la comunicación con sus sondas de espacio las 24 horas del día. Esto será de vital importancia en sus misiones futuras como ExoMars 2020, Bepi Colombo, Euclid y Solar Orbiter entre otras.

Estudio del espacio profundo

Cabe destacar que, en la actualidad, la antena Malargüe cumple un papel relevante en la investigación del espacio profundo: con Lisa Pathfinder, misión de demostración de tecnología para un futuro proyecto de detección de ondas gravitacionales en el espacio, Malargüe realiza labores de recepción de telemetría y telecomando. En otros casos, como durante el aterrizaje de Philae, el módulo de la sonda Rosetta en el cometa 67/P Churyumov-Gerasimenko, las comunicaciones entre la Tierra y la sonda se hicieron a través de Malargüe la cual era la Estación principal de comunicaciones con la misión durante el día (por la noche, esa Estación era la de Nueva Norcia, en Australia).

LEÉR MÁS  Un niño murió ahogado en una represa

Además, de Lisa Pathfinder, la Estación de Malargüe actualmente recibe datos de otras misiones como Mars Express, Exomars y Gaia.

Acerca de la Estación Espacial de Malargüe

Con 35 metros de diámetro, 40 metros de altura y un peso de más de 1000 toneladas, la Estación Deep Space Antenna (DSA-3) de la Agencia Espacial Europea (ESA) realiza el seguimiento de las sondas interplanetarias. Ubicada a 50 kilómetros de la ciudad de Malargüe, provincia de Mendoza, DSA-3 “Malargüe” es la tercera estación de la ESA que junto a las estaciones establecidas en New Norcia (Australia) y Cebreros (España) conforman la Red del Espacio Profundo para el seguimiento de misiones interplanetarias que suelen operar a más de dos millones de kilómetros de la Tierra y son controladas remotamente desde el Centro Europeo de Operaciones Espaciales (ESOC) en Darmstadt, Alemania.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here