El Gobernador Alfredo Cornejo, junto al ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Enrique Vaquié, y el equipo de la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE), presentaron la metodología de medición y finalmente el número correspondiente a mayo del Índice de Precios al Consumidor.

En el encuentro, el Gobernador dijo que es que “es un motivo de orgullo que Mendoza vuelva ser confiable en sus mediciones” y felicitó al equipo de la DEIE, a su director, Facundo Biffi, y a todo el personal que ha realizado esta tarea en los últimos meses.

Se trata de 20 personas que han abordado esta labor“para que esta necesaria información esté a disposición de todos los mendocinos”, resaltó el gobernador.

A su turno, Facundo Biffi, titular de la DEIE, organismo que recaba la información, puso en valor la recuperación de las estadísticas en Mendoza. “No fue una tarea sencilla recuperar la medición, pero estamos en el camino y seguiremos en esta dirección”, enfatizó el funcionario.

El método y los resultados

El Índice de Precios al Consumidor releva los datos de unos 30 mil precios de bienes y servicios con 1.124 informadores, de los cuales 41 son supermercados, hipermercados y mayoristas. Los restantes 1.083 son los llamados negocios tradicionales, como los mercaditos de barrio, verdulerías, zapaterías, despensas y el resto de los negocios y servicios que completan la composición del índice.

Se relevan 353 variedades de bienes y servicios. En esta primera medición, que  abarcó a los departamentos del Gran Mendoza,  se detectó un incremento del IPC de casi el 5,09%, utilizando una metodología presencial. “Rescatamos esta metodología porque existen otras, que utilizan precios y promociones por internet y no tienen el rigor necesario ni la solidez requerida para un trabajo como este”, resaltó Facundo Biffi.

En cuanto a la metodología de cálculo, el índice mendocino está alineado al procedimiento del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y con los parámetros que establecen los organismos técnicos internacionales.

La claridad de los números

“El número de personas que trabaja en la medición y los estrictos métodos robustecen la información, en comparación con otros índices que se publican de consultoras privadas”, agregó el titular de la DEIE.

“Decir la verdad y plantear las cosas como son es un valor que habíamos perdido”, conceptualizó Vaquié. A su vez, el ministro reconoció que el número obtenido es “duro pero real”, y señaló que hubo tres rubros que aumentaron fuertemente. El primero está vinculado a bienes y servicios, en el que influyó el aumento del precio de los cigarrillos (49%) y los artículos de tocador y belleza (20%). En la lista siguen los servicios de comunicación y transporte. El servicio de teléfono fijo urbano aumentó más de 180%.

El tercer rubro es alimentos y bebidas, con un promedio de 6 puntos, donde influye mucho el aumento de las verduras, con 21%, y las bebidas no alcohólicas, con 10%, y alcohólicas, 9%. En tanto que los aceites y grasas incrementaron sus precios 4%.

Las perspectivas de la medición

El titular de la cartera de Economía dijo que esta realidad de los índices es la base para generar políticas públicas que nos den estabilidad, para luego medir la canasta básica, en el segundo semestre, y posteriormente medir la capacidad de ingresos familiares desde noviembre. Estos índices permitirán que los privados puedan hacer proyecciones en base a datos confiables que son medidos por la Dirección de Estadísticas e Investigaciones Económicas (DEIE).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here