En su recorrido, el ministro pudo verificar que el relleno sanitario de 200 por 300 metros se encuentra en su etapa de finalización, con un 90% de su concreción. La obra civil gruesa complementaria se encuentra en un 65% y se estima que para marzo o abril toda la obra se encuentre terminada y en funcionamiento.

La planta forma parte del Programa de Gestión de Residuos Sólidos Urbanos (GIRSU) con el que la Provincia enfrenta la grave problemática que representa la basura y su disposición.

“Estas obras tienen siete elementos en los que estamos trabajando: lo ambiental; lo técnico; lo económico financiero, es decir la sustentabilidad del proyecto en el tiempo; lo institucional que implica el fortalecimiento del consorcio; lo legal; lo comunicacional trabajando con los vecinos para informar cómo se opera con los residuos y lo social, dándole una respuesta laboral a la gente que actualmente esta trabajando en los basurales a cielo abierto”, afirmó Pozzoli

LEÉR MÁS  Increíble. Se robaron un zepelin de mil litros

Sobre el esquema que describió el funcionario, el Gobierno Provincial trabaja junto a los intendentes de San Martín, Rivadavia, Junín, Santa Rosa y La Paz que integran el Consorcio.

El ministro Guillermo Elizalde manifestó su preocupación porque la generación de residuos en la Provincia supera las 2 mil toneladas por día. “Los residuos con que impactamos en nuestro ecosistema constituyen hoy el problema ambiental más grave que enfrenta la Provincia y la política de este gobierno es trabajar con los municipios para concentrar el tratamiento de residuos sólidos urbanos en plantas por zonas hasta cerrar la totalidad de los basurales a cielo abierto”, afirmó el ministro.

LEÉR MÁS  Alvear: Jugador patea en la cabeza a su rival mientras estaba en el piso. Imágenes fuertes

GIRSU en Mendoza

El Programa GIRSU Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos implica la remediación ambiental, el cierre de vertederos y la reinserción laboral de los trabajadores del basural, con la mejora social que esto implica para la población local y los beneficios ambientales de no tener un basural a cielo abierto. El objetivo primordial es construir las infraestructuras necesarias para el tratamiento y disposición final de esos residuos.

El avance del plan de GIRSU garantiza la disposición final de los residuos y su separación, evitando la proliferación de basurales a cielo abierto, como así también, la incorporación de tecnología y prácticas que reducen el impacto sobre el ambiente y otorgan mayor sustentabilidad a los sistemas de tratamiento y disposición de residuos.

LEÉR MÁS  Luján de Cuyo prohibió la venta de pirotecnia en todo el Departamento

La implementación del Plan de Inclusión Social es para 150 recicladores informales y muchos otros incorporados a otras actividades productivas de la zona. Se calcula que el proceso impactará sobre más de 700 personas.

“Las obras se enmarcan en el compromiso que ha tomado este Gobierno en el cuidado del ambiente y de la calidad de vida de los mendocinos. La obra demanda una inversión de $50 millones que proviene de un crédito del BID a la Nación para las obras de infraestructura necesarias para avanzar en la limpieza de los basurales y recomenzar un nuevo sistema de disposición y tratamiento de los residuos en la Zona Este, señaló Elizalde.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here