Así lo anunció el Gobernador luego de que desde la Nación le informaron que la Empresa Mendocina de Energía (Emesa) fue seleccionada para poner en marcha el proyecto. La central permitirá el ingreso de 3 millones de dólares anuales en regalías para Mendoza y un ahorro en los costos de gas natural en centros de consumo aislados.

El Gobernador Alfredo Cornejo anunció que la Empresa Mendocina de Energía (Emesa) ganó el llamado a licitación pública que realizó la Secretaría de Energía de la Nación para construir una central eléctrica modular.

El mandatario explicó que “se trata de un proyecto muy ambicioso en el que estábamos trabajando desde hace algunos meses. Nos informaron desde la Nación que hemos sido elegidos, entre varias empresas privadas, en las licitaciones que están en marcha de energías térmicas”.

Acompañado por el subsecretario de Energía y Minería, Emilio Guiñazú Fader, quien lideró el proyecto, y por el representante de Emesa, Pablo Magistocchi, a cargo del gerenciamiento de la idea, Cornejo alabó el trabajo hecho por el equipo. “Es un proyecto puramente público que en su concepción se hizo en Emesa y que contó con un excelente equipo técnico de trabajo que nos permitirá concretar el primer gasoducto virtual de la provincia, donde el Estado será socio de tres empresas inversoras, constituidas en una UTE  (unión transitoria de empresas Cammesa y Emesa)”, afirmó.

Señaló que la importancia de este proyecto radica en que “después de Potrerillos, va a ser el primer agregado de potencia energética que tiene la provincia”, además del hecho de que cerca de 15 mil hogares se verán beneficiados por “contar con una mejor calidad de energía”. Se prevé que ingresarán a las arcas provinciales cerca de 3 millones de dólares anuales por regalías.

Por su parte Guiñazú subrayó:  “Con este proyecto estamos creando un nuevo vector energético para Mendoza. El gas que se va a utilizar para la producción de energía no se utilizaba, provenía de pozos que por su baja productividad no podrían conectarse al sistema troncal, y con esta nueva tecnología, que es utilizar plantas compresoras para liquificar ese gas, ahora puede ser transportado hasta los lugares de consumo. No sólo aumenta la generación de energía en la provincia, sino que aumenta la producción de gas, aumentando las regalías para Mendoza e introduce nueva tecnología que nos va a permitir atender anticipadamente las demandas insatisfechas de gas en el resto de la provincia”.

La central eléctrica modular tendrá una capacidad de 50MW e inyectará energía en el nodo Anchoris para reforzar los distritos del Valle de Uco.

La concreción de la Central Térmica Anchoris traerá consigo la instalación de tecnología de innovación en licuefacción de gas (gas natural licuado) en Mendoza. Esto repercutirá de manera positiva en los costos de gas natural en centros de consumo aislados.

Detalles técnicos del proyecto

La planta Anchoris prevé la instalación de una central eléctrica modular compacta con motores de combustión interna de 50MW diseñada para inyectar energía en uno de los nodos con mayor déficit energético de la provincia y cercano a una zona de gran desarrollo vitivinícola y turístico.

El predio elegido para la construcción se ubica en el distrito El Carrizal, departamento de Luján de Cuyo, y fue seleccionado estratégicamente debido a su cercanía con la Estación Transformadora Anchoris y por ubicarse sobre la línea de interconexión de dos de los mayores puntos de consumo de la provincia: la Ciudad de Mendoza y San Rafael.

La central térmica utilizará fueloil como combustible principal, aunque las instalaciones están diseñadas para funcionar con gas natural o combustibles líquidos indistintamente.

Estas plantas presentan alta eficiencia: requieren menos combustible por cada megawatt generado. También proporcionan generación energética de base, compensación de picos de demanda y seguimiento de carga con alta eficiencia, así como reservas de red ultrarrápidas para el sistema energético nacional.

Las centrales multicombustible hacen la generación eléctrica más fiable, al ser capaces de adaptarse a cualquier contingencia relativa a la disponibilidad o precio de los combustibles. Es decir que presentan protección contra los aumentos de precio del combustible y preparación ante el desarrollo futuro de la infraestructura de suministro de combustible.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here