Mendoza sólo tiene cinco balnearios públicos habilitados

Las “playitas” de Luján, San Carlos y Alvear, más un sector de El Carrizal, son los únicos sitios donde está permitido bañarse.

Es verano, sube la temperatura y el calor agobia. La sombra de los árboles deja de ser suficiente y el ventilador sólo moviliza el aire cálido dentro de las habitaciones. Los que tienen aire acondicionado o acceso a alguna piscina privada pueden “zafar”, pero muchos otros se apresuran a buscar algún espacio abierto donde refrescarse, sobre todo durante los fines de semana.

El problema es que en la provincia no abundan los sitios públicos aptos para bañarse, de hecho hasta hace dos años no había ninguno en el Gran Mendoza. Pero con el paso del tiempo se fueron abriendo algunas alternativas. Actualmente en toda la provincia hay cuatro “playitas” habilitadas para darse un buen chapuzón: una bajada del Río Mendoza y un sector del Carrizal en Luján; una en el río Tunuyán en San Carlos; y la última en el río Atuel en General Alvear.

En los cauces y en los espejos de agua (Potrerillos, Los Reyunos, El Nihuil, entre otros) no está permitido sumergirse, salvo en sectores autorizados de El Carrizal. Sin embargo es frecuente observar a grandes y chicos haciendo caso omiso a este mandato, quienes -con el nuevo Código de Contravenciones- pueden ser sancionados con multas de hasta $ 4.750, arresto de 2 a 5 días o trabajo comunitario de 5 días.

Prohibido bañarse
Tal como recordaron desde Irrigación, está totalmente prohibido bañarse en cauces de riego. “No está permitido sumergirse en ningún cauce porque es peligroso. Es fundamental la concientización porque no tenemos gente para controlar en todos lados”, manifestó Ricardo Nórdestrom, subdelegado del Río Mendoza.

Destalló que donde suelen tener más problemas con el incumplimiento de ese mandato es en el canal Cacique Guaymallén detrás del barrio Ujemvi, así como en ese mismo cauce a la altura del Algarrobal y en las inmediaciones de la rotonda del Corredor del Oeste y Carola Lorenzini. “De todas formas en lo que va de la temporada no estamos teniendo tantos problemas como otros años”, reconoció. Contó además que en muchos sitios complicados los cauces se han tapado con ciclovías.

LEÉR MÁS  Asaltaron una carnicería en Guaymallén: robaron 10 kilos de carne y unos 20.000 pesos

Gabriel Testa, subdelegado del Tunuyán superior, contó que en su zona de influencia donde menos se respeta la prohibición de bañarse es en los alrededores de la ciudad de Tunuyán. “Tenemos que andar constantemente hablando con los tomeros para que avisen a la policía si ven que alguien está incumpliendo”, aseguró.

Por su parte, Gustavo Sola, jefe de Náutica de la Provincia, señaló que ellos se ocupan de controlar los espejos de agua en los cuales está prohibido bañarse, salvo una excepción. “El único lugar que está habilitado para este fin es El Carrizal”, aclaró.

En cuanto al dique Potrerillos, explicó que no está permitido ya que por su geografía resulta muy complejo definir un lugar seguro. “No dan las garantías para armar un boyado”, señaló. De todas formas reconoció que en ese embalse se tiene cierta consideración durante los días de calor y se les permite a las personas refrescarse en zonas seguras.

“Cerca de la costa la gente puede entrar caminando y permanecer como máximo con el agua hasta la cintura”, indicó y agregó que se suele disponer de personal de la secretaría de Ambiente y de Bomberos para brindar seguridad.

Lagunas del Acceso Este
A pesar de la prohibición, las dos lagunas ubicadas en las inmediaciones del Acceso Este en Guaymallén suelen atraer a muchos bañistas. Desde el municipio reiteraron que ninguna de las dos es apta para esto.

“No sólo por una cuestión de riesgo, sino de salubridad”, dijo Federico Perinetti, director de Espacios Verdes. El funcionario reconoció que desde la comuna deben controlar ese espejo de agua, pero que durante las Fiestas no tuvieron el personal suficiente. “En los próximos días vamos a colocar cartelería nueva que remarca la prohibición”, remarcó.

LEÉR MÁS  Ciudad y Godoy Cruz pusieron en marcha sus Juzgados de Tránsito

La playita de Alvear, una opción en el sur
Con una extensión de 70 metros de ancho por 150 metros de largo, la Costanera Alvear ofrece la posibilidad de pasar un momento distinto a tan solo 7,5 km del casco urbano de Alvear por la ruta 143 al sur.

La playita alvearense, un enclave ideal para refrescarse, también permite disfrutar de actividades como arquería, tirolesa y kayak, practicar beach vóley o fútbol de playa, tejo o mountain bike.

Para esta segunda temporada ampliaron el sector de la playa, incorporaron más quinchos y churrasqueras, hay una ducha pública cerca de la playa y nuevos baños. Además está el mangrullo, el antiguo vagón reacondicionado para que funcione como buffet, sombrillas con mensajes de concientización ambiental y cuidado del agua.

Siguiendo en esa tónica, instalaron luces solares que permiten hacer uso de las instalaciones en las noches.

“Está todo muy limpio y lindo, decidí venir acá porque mis amigos me recomendaron este lugar. Es una idea que ayuda a que General Alvear crezca y que se sume a lo que ya tiene el departamento”, dijo Virginia, que desde hace tres años reside en Alemania.

“Realmente está muy bueno porque nos da la posibilidad de disfrutar de otra manera de nuestro departamento y me parece un lindo lugar para los niños”, comentó Gisela.

El ingreso a Costanera Alvear es sin costo y sólo se paga por el estacionamiento.

Las autorizadas

– Luján Playa Río Mendoza y Carrizal. En ambas hay que pagar $ 200 por auto.

– Playa San Carlos: ruta 92, puente de Campo Los Andes.

– Costanera Alvear: ubicada sobre el río Atuel

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here