Mendoza lanzará otra licitación petrolera antes de fin de año

 

Mientras que las provincias petroleras y la Nación negocian el armado del polémico proyecto de ley que busca universalizar condiciones frente a las empresas petroleras a nivel nacional, Mendoza avanza en la diagramación de una normativa propia que establezca nuevos parámetros para la actividad local.

En este sentido, la Subsecretaría de Hidrocarburos estudia un proyecto para otorgar beneficios que incentive a las empresas a invertir en áreas “de frontera”, es decir aquellas en las que nunca ha habido producción. La duda es si esa idea se plasmará en un proyecto de ley o directamente en un Decreto.

“Estamos trabajando en un proyecto que establezca beneficios para las empresas interesadas en áreas sobre las que existen muy pocos estudios y donde nunca hubo producción. La idea es encontrar no sólo un incentivo económico, como reducción de ingresos brutos o regalías, sino también uno jurídico o de preferencia a la hora de realizar una licitación”, señaló el director de Petróleo de la provincia, Pablo Ropero. De esta manera, el Gobierno busca oferentes para unas 11 áreas que, en algunos casos, se han licitado y han quedado desiertas.

Ropero especificó que la elaboración del proyecto cuenta con el aporte de geólogos e ingenieros de exploración y explotación, bajo la supervisión de la Subsecretaría de Hidrocarburos a cargo de Pedro Sánchez, y señaló que el objetivo es finalizarlo antes de 2015 para remitirlo al ministro de Energía, Marcos Zandomeni, y al propio gobernador.

Nueva licitación

Mientras se define el borrador, la provincia buscará licitar nuevas áreas petroleras. Para ello, la Dirección de Hidrocarburos revirtió tres áreas que fueron desestimadas por las empresas por falta de rentabilidad. Se trata de Loma El Cortaderal y Doña Juana, sobre la cuenca neuquina y bajo la concesión de Geopark, y 17-A, ubicada sobre la cuenca cuyana y en poder de Apache. Éstas serán entregadas a EMESA para volver a licitarse.

Loma El Cortaderal y Doña Juana se encuentran junto a Agua Botada, área adjudicada hace siete días a Roch. En este punto, es presumible que representen un alto grado de interés para la petrolera de Ricardo Chacra, ya que tendría la posibilidad de armar un bloque de tres áreas cercanas. “Se adjudicaron en 1991 y desde 1997 están en manos de Geopark. Hay pozos que estuvieron activos, pero para la empresa le es poco rentable. Se la vamos a entregar a Emesa”, completó Ropero.

La nueva licitación podría llevarse adelante antes de fin de año. Sobre la posibilidad de incluir más áreas, esto dependerá de la elaboración del nuevo proyecto que por estas horas diagrama la Subsecretaría de Hidrocarburos.

“Tenemos que ver si incluimos algunas de las 11 áreas que nunca han tenido actividad en la nueva licitación. Pero nos estaríamos arriesgando a licitarlas y que nuevamente queden desiertas.”, añadió el director de Petróleo.

Fuente: Vox Populi

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here