El gobierno mendocino invertirá más de u$s 230 millones para la construcción y puesta en marcha de 11 proyectos de energías renovables, que generarán empleo directo a más de 2.500 trabajadores y permitirán abastecer de electricidad a 250.000 hogares de la provincia, anticipó a Télam el ministro de Economía, Infraestructura y Energía, Enrique Vaquié.
”Tenemos prevista una inversión de más de u$s 230 millones para el desarrollo de los proyectos”, que se realizarán conjuntamente en los próximos años entre compañías locales y la Empresa Provincia de Energía de Mendoza (Emesa), especificó dijo el ministro y expresó su ”satisfacción” por la cantidad de empleo directo que se podrá generar a partir de los emprendimientos energéticos.
Especificó que los ”más de 2.500 empleos directos” se van a generar a partir de la fabricación de los equipos, la construcción de las instalaciones, el desarrollo de proyectos y servicios, investigación, comercialización y formación.
”Esta inversión es muy importante para la provincia”, enfatizó Vaquié en diálogo exclusivo con Télam.
Vaquié se refirió a los 11 proyectos y 160 MW de potencia que adjudicó en los últimos meses el Ministerio de Energía y Minería, en el marco de las diferentes ediciones del Programa Renovar que puso en marcha el gobierno nacional.
A pesar de su satisfacción personal, Vaquié advirtió que ”tuvimos y tenemos algunas diferencias conceptuales con (el Ministerio de) Energía”.
En ese sentido, mencionó las dificultades de ”competitividad” que atravesó la provincia para poder participar de las licitaciones públicas, sobre todo en la primera edición del programa Renovar.
En energía eólica, Mendoza resultó adjudicataria del proyecto El Sosneado, mientras que para solar, la provincia construirá emprendimientos en Anchoris, General Alvear, La Paz, Lavalle, Luján de Cuyo y Pasip.
En tanto, en los denominados Pequeños Aprovechamientos Hidroeléctricos (PAH), el Ministerio de Energía y Minería dela Nación adjudicó los proyectos de Salto, Triple Salto Unificado y Tiburcio Benegas.
Vaquié recordó que en la primera convocatoria, ”nosotros queríamos producir acá, con la misma tasa interna de retorno y eficiencia (que la ofrecida por los chinos), pero el pago de impuestos locales y el financiamiento más caro implicaba que el resultado fuera u$s 20 más alto con relación a lo importado”.
”El plan federal que el ministro (Juan José Aranguren) presentó, hizo explosión en el Renovar donde, según nuestra visión, les convenía traer todo importado porque abarataba la operación. Venía sin impuestos y financiamiento a tasas chicas con plazos largos”, detalló.
En ese contexto, interpretó que ”por problemas estructurales de la economía, el financiamiento era mucho más caro, con plazos más cortos y, por ello, dejaba afuera toda la industria nacional”.
”Nosotros, sabiendo que perdíamos, fuimos a la primera licitación, con la idea de bancar a la industria nacional”, aseveró.
”Esas dos cosas hacían una diferencia de precios enorme y generaban una competencia injusta”, agregó.
”Eso, en parte, se subsanó para el Renovar 1.5”, recordó, y explicó que -entre una edición y otra- ”conseguimos que la Secretaría de Industria, con su equipo, se preocupara mucho y sacara una línea de financiamiento con subsidios del Ministerio de la Producción, que nos bajó fuertemente los costos para los productores locales”.
Vaquié señaló que ”ahí, nos hicimos competitivos, aunque los impuestos siguen estando y el financiamiento es más caro que el chino, pero no es de la magnitud que era meses antes”.
”A partir de esa intervención, prosiguió el funcionario, pudimos ganar varios proyectos solares y uno de vientos en el sur de Mendoza, sumado a los cuatro que ya habíamos ganado de micro-turbinas”, se entusiasmó.
LEÉR MÁS  Murió tras chocar contra un árbol en San Rafael

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here