Mendocinos premiados en programación y robótica

El equipo local, de la escuela Thays de Fray Luis Beltrán, obtuvo el segundo lugar en una maratón nacional sobre estas especialidades.

Mendoza obtuvo el segundo premio en la final de la Maratón Nacional de Programación y Robótica que se desarrolló ayer en Buenos Aires.

El único equipo que representó a Mendoza estuvo conformado por tres alumnos de la escuela pública secundaria 4-076 Arquitecto Carlos Thays, de Beltrán, Maipú. Fueron a demostrar sus conocimientos en programación y compitieron con 4 colegios más de otras provincias en la categoría Secundaria Ciclo Orientado no Técnico. Además otros 10 -ninguno mendocino- lo hicieron en otras categorías.

Nicolás Valle (17), Omar Ontiveros (18) y Exequiel González (17) son las apuestas de esta escuela que tiene un alumnado mayormente de contexto rural, aunque se trata de una institución calificada como urbano marginal.

Luego de concursar 3 horas durante la mañana, por la tarde se conocieron los ganadores. El primer premio fue para la Escuela de Educación Secundaria Obispo Zapata de San Juan.

Son alumnos de quinto año del establecimiento, que es el único con orientación en Informática en Maipú y uno de los pocos de la provincia, explicó Adriana Zarzuelo, regente y asesora pedagógica del colegio.

La maratón incluyó tres instancias en las que se compitió siempre a nivel nacional. El profesor Humberto Montaldi, a cargo de arquitectura del hardware y coordinador del área de Informática del colegio, es uno de los que ha capacitado a los chicos. Contó a Los Andes que la participación es a través de consignas.

El desafío fue desarrollar un programa relacionado con una situación problemática. La primera solicitud fue diseñar un juego con el uso del programa Pyton en el que el personaje debía recolectar basura mientras que las siguientes instancias trabajaron sobre lo mismo pero solicitando agregados más complejos a esa misma propuesta.

A pulmón
Zarzuelo dijo que el colegio cambió a esta orientación en 2015 y que ha sido un trabajo a pulmón ya que costó mucho obtener los recursos necesarios tanto a nivel humano como materiales. Esto hace que haber llegado a la final se viva con más emotividad.

“Nosotros soñamos el camino y ellos lo recorren” dijo haberle comentado ayer a la ex directora, Alejandra Rufino, una de las que más batalló para lograrlo.

“Es un gran logro para estos chicos que no tienen todo, viven de manera rural, no tienen internet y vienen a usarlo en la escuela, a veces se quedan un montón de horas más, a veces los profes también se quedan más horas con ellos y nadie les paga por eso”, relató.

Dijo que los alumnos de la orientación en informática son 30 en total y que reparan computadoras de otros alumnos, incluso de otras escuelas, para que todos puedan usarlas.

Contó además que es un colegio muy participativo y suele ser parte de muchas propuestas y proyectos.

Montaldi comentó que la escuela tenía 7 grupos participando, los que han contado con el apoyo de los 5 profesores del laboratorio de informática.

Procedimiento
El desempeño de los grupos fue evaluado por un jurado que consideró: cumplimiento de las consignas, claridad de los códigos, definición de nombres y comentarios, coherencia estética y facilidad de uso y aportes adicionales, entre otros aspectos.

Entre los quince grupos finalistas, hay cuatro exclusivamente conformados por mujeres que participaron de una mención especial en relación al programa Mujeres Programadoras, una iniciativa que busca incentivar a las jóvenes para introducirse en la Programación, la Robótica y el mundo digital.

Los ganadores de las categorías de secundaria y el mejor equipo formado sólo por mujeres recibirán como premio un viaje a la Universidad de Davis en California, donde seguirán capacitándose en programación.

En el caso de los mendocinos, recibirán equipamiento tecnológico para el colegio y una distinción. Además, recibieron un dron y una tablet cada uno.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here