El último domingo,  guardaparque de la delegación local de la Dirección de Recurso Naturales de Mendoza, encontraron en la Payunía cuatro guanacos muertos por la mano destructiva del hombre; además de  un zorro y varios aguiluchos envenenados  por la acción de los mismos infractores de la Ley de Fauna de la provincia.  Se radicó la denuncia y la Policía junto a los guardaparques investigan para dar con la identidad de los autores de este atentado contra el ambiente.

Desde la delegación local de Guardaparques informaron que el pasado domingo mientras se realizaban tareas de control y vigilancia en la Reserva La Payunia,  en la zona de Chacay Co, se pudo dar primero con restos de un guanaco, al cual los cazadores le habían retirado el lomo, los dos cuartos traseros y un delantero.

LEÉR MÁS  Bianchi, la bodega más visitada del país

No conformes con esto, lo infractores a la ley de fauna habrían rociado sobre los restos del guanaco faenado algún producto químico, el cual se estima habría sido el motivo del  envenenamiento de  otras especies carroñeras de la reserva, más preciso un zorro gris, y varios aguiluchos.

La tarea de los guardaparques de este último domingo llevó  a que a metros de haber encontrado al primer guanaco despostado, se hallaron dos ejemplares más muertos y sin los cuartos y el lomo, la parte del animal que los cazadores se llevan para cocinar.

LEÉR MÁS  Murió tras chocar contra un árbol en San Rafael

abe destacar que  uno de ellos también con la presencia  del mismo producto químico que produjo la muerte del zorro y las aves.

Los funcionarios ambientales radicaron la denuncia en la Comisaría 24 y procedieron a retirar los cuerpos de todos los animales muertos para cortar la cadena de envenenamiento que se estaba produciendo.

Esta rápida acción imposibilitó que otros carroñeros se vieran  afectados por el fuerte veneno que se uso, entre esas especies, cóndores, ya que en cercanías del lugar se encuentra una condorera.

LEÉR MÁS  Un hombre quedo internado tras explotar una estufa en su casa

En un comunicado el Cuerpo de Guardaparques de Malargüe, dependientes de la Dirección de Recursos Naturales de Mendoza repudió el hecho y “i cualquier otro que involucre la matanza y en envenenamiento indiscriminado de la fauna silvestre. Reconocemos que pueden existir problemáticas que involucren a la fauna silvestre pero no estamos de acuerdo que se utilicen métodos tan peligrosos como es el uso de veneno”, terminó diciendo el comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here