A través de la iniciativa “Luján Playa”, la Municipalidad intentará dar un primer paso para mejorar los servicios y la seguridad en de uno de los brazos más visitados del Río Mendoza. Desde la comuna comentaron que el proyecto surge en respuesta a las distintas situaciones que cada fin de semana suceden en esta zona de playas ubicadas en las cercanías de la localidad de Cacheuta.
Adrián Bertolo, responsable del área de Higiene y Seguridad de Luján, dijo a Diario Vox que los accidentes más comunes se dan porque la gente ingresa al brazo principal del río e intenta ver hasta dónde puede llegar. “Es un río muy largo y con una corriente muy fuerte. Por este motivo estas situaciones lamentablemente terminan en accidentes fatales, ya que es casi imposible controlarlo”, explicó.
Otro de los cambios es que los vehículos no podrán llegar más hasta el margen del río. De este modo se intenta mejorar la higiene del entorno natural, el cauce del río y preservar la calidad del agua que es para consumo de toda la población.
Al respecto, Bertolo aclaró que la prioridad es brindar seguridad para prevenir los accidentes que frecuentemente se dan en temporada alta. Para ello se trabajó en convenios de colaboración con la Dirección Provincial de Irrigación y Bomberos Voluntarios quienes controlarán en conjuntamente que las personas no lleguen hasta el brazo principal del río. Para prevenir accidentes se ha construido un brazo artificial con un caudal mucho menor y se ha determinado una zona protegida con 4 mangrullos que funcionarán como puntos de vigilancia. Dos de ellos estarán a cargo de bomberos y el resto serán ocupados por personal del área de Deportes del municipio.
“Luján Playa” contará con una plaza de comidas con 8 Food Trucks (camiones de venta de comidas móviles), un escenario para espectáculos, sombrillas, mesas y sillas, sector de churrasqueras, dos baterías de baños químicos, canchas de vóley, playas, areneros para los chicos y áreas de recreación.
Por su parte, Sebastián Bragagnolo, a cargo de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad, explicó que aún están evaluando cuánto costará el estacionamiento que tendrá una capacidad para 750 vehículos, lo que significa un promedio de 3000 personas. La idea inicial es solo cobrar por el estacionamiento, las personas que lleguen en transporte público u otro medio como bicicletas, no tendrán que pagar ningún arancel o ticket de ingreso.
Sobre este punto dijo que la decisión de cobrar un arancel “es para solventar algunos gastos que la comuna no puede afrontar como el servicio de bomberos voluntarios, de seguridad y mantenimiento de servicios como el personal de mantenimiento y limpieza que deberá cubrir un predio de casi 20 hectáreas”.
El funcionario remarcó que la inversión que se ha realizado no ha sido importante ya que el acondicionamiento de la playa se desarrolló principalmente con el aporte de todas las jurisdicciones que tienen competencia en el lugar, y que colaboraron con maquinarias propias y personal que ya cobra un sueldo por su trabajo en la municipalidad. Incluso la arena utilizada se extrajo de ripieras de las cuales la comuna tiene derechos de extracción.
Si bien aún no está totalmente definido, se determinará un horario de ingreso y otro de salida que podría estar cerca de las 21 horas ya que en el lugar no existe aún iluminación. Para colaborar en la prevención, desde hace un mes se instaló en el lugar una casilla de seguridad.
Bragagnolo afirmó que a fin de mes la playa quedará habilitada con todos los servicios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here