Las dietas de los legisladores mendocinos siguen en debate dentro y fuera del recinto. Por lo pronto, la propuesta de la UCR de donar el dinero que reciben como aumento no tuvo eco en otros bloques: el Frente para la Victoria, la Izquierda y el PD no aceptaron ese camino y cuestionaron el hecho de hacer pública la donación.

Desde el Frente de Izquierda y el Frente para la Victoria coincidieron en la necesidad de tratar una nueva Ley de sueldos que regule su dieta y otros fondos añadidos. Si bien el radicalismo adelantó que van a donar sus aumentos a la OSEP, desde el oficialismo anticiparon que se oponen a cualquier manifestación pública de donaciones o derivaciones de sus haberes.

La diputada Silvia Ramos, del Frente para la Victoria, explicó a Diario Vox que lo que reciben “corresponden a un esquema referencial que data de hace más de 30 años, con una proporcionalidad a partir del sueldo del gobernador”. “Por este motivo es que no nos podemos mover por lo que indique el momento, sino por una verdadera Ley de Sueldos, que determine los valores a percibir”, dijo.

La legisladora oficialista agregó que “la cifra de $72 mil pesos publicados en los medios no se corresponde con la realidad, ya que del bruto se extraen un sinfín de ítems entre los que se cuentan los aportes sociales, la obra social, el Impuesto a las Ganancias y los aportes partidarios”. Aun así, el diputado demócrata Gustavo Leonardi, aseguró que “se trata solo de un puñado de legisladores que llegan a esa cifra, ya que en mano los haberes oscilan entre $35 mil y $38 mil”, agregó.

Néstor Parés, en representación del Bloque de Diputados de la UCR, volvió a repetir la decisión de formar un fondo común entre sus pares y “donar ese dinero a un fondo de la OSEP, destinado para la atención de personas con discapacidad”.

Si bien el Frente para la Victoria no ha tomado una decisión sectorial, Ramos comentó que “muchos de nosotros realizamos donaciones a diversas organizaciones, cuyos aportes pueden ser verificados”. “No obstante, a mí lo que no me parece es que daba hacerse público, ya que forma parte de una decisión personal y actos de la vida privada de cada legislador”, agregó.

El diputado del Frente de Izquierda, Héctor Fresina, indicó que “más allá de la legalidad del mecanismo, es una obscenidad que un legislador gane decenas de miles de pesos”. Para atacar este problema, el ex candidato a vicegobernador insistió en reflotar la discusión sobre el proyecto de una ley para sueldos, presentado por el FIT.

Fuente: Vox

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here