Lorenzo: ”Los valores de uranio encontrados en el río Diamante siempre fueron normales”

En ese sentido el profesional señaló que ”los valores de uranio encontrados en el río Diamante siempre fueron normales y comparables con los ríos del resto de la provincia”.

El yacimiento de uranio está ubicado aguas arriba de la toma de agua potable y de la captación del fluido para riego, su posición geográfica es muy importante; por ese motivo ”es imprescindible el control de la zona y de la remediación de los pasivos”, explicó Lorenzo.

La remediación

Desde 1995 quedó una serie de pasivos ambientales que son residuos que deben ser tratados y dispuestos de una manera adecuada y definitiva.

La orden de remediar estos pasivos la impartió la Justicia a través de un fallo ordenado por el entonces juez federal de San Rafael Héctor Acosta.

Hoy hay cuatro situaciones puntuales que deberá resolver la CNEA para poder reabrir la mina de uranio.

La primera está relacionada a los 5.223 barriles con dióxido de uranio que están enterrados en trincheras especiales y que son producto del residuo que se generaba en Córdoba cuando se trabajaba sobre las sustancias para proveer a las centrales nucleares.

La segunda tiene que ver con las denominadas aguas de canteras, que son los huecos que quedaron en el predio y se llenaron de agua que está en contacto con la principal zona de mineralización.

Allí se almacenan 800.000m3 de líquidos con un alto contenido de uranio y radio que deben ser eliminados. Además hay que resolver qué hacer con 1.700.000 toneladas de colas del mineral que son residuos sólidos y que se encuentran en el área de los diques de evaporación.

En ese sentido la CNEA ha comenzado a trabajar en los diques 8 y 9 sobre esta área de 25 hectáreas, que por ahora es lo único que tiene autorizado el organismo nacional para remediar.

El resto, el tratamiento sobre los tambores y el agua de cantera, no se puede tocar mientras la Dirección Ambiental de la Provincia no autorice el inicio de la remediación que se truncó en el 2007 cuando la CNEA no se presentó a la audiencia pública.

LEÉR MÁS  Murió tras asaltar un almacén en Guaymallén

Ese año la CNEA presentó propuestas para remediar los pasivos de las aguas de cantera y los tambores con dióxido de uranio.

Ahora el organismo nacional deberá volver a presentar una solución y, según Fabio Lorenzo, ”no creo que sea muy diferente a la que exhibieron en el 2007, en la que Irrigación y otros entes estaban de acuerdo”.

El ingeniero químico fue contundente y señaló que ”hay que avanzar en estos puntos que son prioritarios para la remediación y discutir después la reapertura de la mina”.

La rotura de uno de los diques

En abril de este año la CNEA comunicó que se detectó una rotura en el dique DN3B, que es un reservorio que contiene líquidos cloacales y otros con un elevado contenido de uranio y radio.

La rotura provocó una mancha de humedad en el exterior del dique que según Fabio Lorenzo ”no tuvo salida hacia el arroyo del Tigre”. El hecho disparó las alarmas y se hicieron más de 6 controles en 20 días para testear la posibilidad de una filtración hacia las napas de agua que pudiera haber contaminado el arroyo.

Los testeos dieron resultado negativo de contaminación porque el dique no contenía un volumen importante de líquidos. Sin embargo, Lorenzo advirtió de que ”hay que tratar de que el uso del dique ofrezca mayores garantías de seguridad, porque un incidente importante puede provocar un daño severo en el ambiente”.

Por este y otros eventuales accidentes el profesional aconsejó ”acelerar la remediación de los pasivos”.

La clase política dice coincidir con la remediación

Posición clara: La posición del intendente de San Rafael, Emir Félix, fue clara cuando en la Fiesta de la Ganadería de Alvear se le consultó sobre la reapertura de la mina de uranio en Sierra Pintada. Allí dijo que ”no vamos a discutir la reapertura del yacimiento mientras no se efectúe la remediación de los pasivos como ordenó un fallo del ex juez federal de San Rafael Héctor Acosta”.

LEÉR MÁS  Murió un motociclista al chocar con un camión municipal en Las Heras

La UCR, primero un estudio: El comité departamental de la Unión Cívica Radical emitió un comunicado en el que se opone con firmeza a la reapertura del yacimiento uranífero de Sierra Pintada mientras no se remedien los pasivos ambientales. Los radicales proponen un estudio de impacto ambiental antes de una eventual reapertura y después de la remediación.

Los ”gansos” coinciden: Desde el bloque demócrata, el edil Alberto Pérez Gasull señaló a UNO que ”en este sentido la posición del partido es clara y afirmó que ”cualquier decisión sobre la explotación de uranio tiene que estar sujeta a un estudio científico y técnico posterior a la remediación de los pasivos”. Sin ese paso previo, expresó Pérez, ”no se puede hablar de reapertura”.

El decano de la FCAI opinó: El director de la Facultad de Ciencias Aplicadas a la Industria, Roberto Battistón, opinó que ”se necesita un debate profundo del tema en los espacios que sean representativos y con los referentes correspondientes” y que ”no pueden por lo tanto estar ausentes el conocimiento y el rigor científico que sustenten las políticas necesarias para orientar a los mendocinos el camino a seguir”.

Los controles son anónimos: El Departamento General de Irrigación toma muestras en los cauces y las envía codificadas a un laboratorio que no sabe de dónde provienen. Los resultados de los últimos 15 años, según Fabio Lorenzo, ”arrojaron valores normales de uranio en el agua” y aclaró que ”en el interior del complejo los valores son importantes y se hace necesaria la remediación”.

Radio1 Alvear

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here