Lo que dejó el #15U: cruce entre Barbeito, Cornejo y Bermejo

Alrededor de 500 militantes de las tres fuerzas cohabitaron el recinto de la Universidad Nacional de Cuyo  y transmitieron a los referentes ese ánimo. Nervios e ideas, tensiones y razones, se mezclaron en la noche del miércoles 10.

Hubo calentura bien entendida. Lo que fue una exposición de propuestas por la señal televisiva y por internet, fue, al mismo tiempo, un acto político puro. Fue como si tres actos partidarios se produjeran al unísono.

Entonces Alfredo Cornejo, Noelia Barbeito y Adolfo Bermejo se convirtieron en candidatos concretos, de carne y hueso.

Hubo instantes de máxima tensión. Se notó la efervescencia en el ambiente; incluso, hubo algunos imprevistos técnicos que provocaron que el clima se caldeara aún más.

Por primera vez desde que comenzó la campaña electoral, los tres candidatos a gobernador que compiten en la Provincia debatieron en el Gran Mendoza y por TV, a través de Señal U, el canal de la UNCUYO. Esa casa de estudios ya había realizado un acto similar el viernes 5 en San Rafael.

Debate caliente

Bermejo se adaptó al clima y la parcialidad peronista le terminó trasladando el entusiasmo. En los últimos tres minutos descargó su idea de aferrarse a la ola kirchnerista y a la figura de Daniel Scioli para remontar la diferencia que lo separa del frente Cambia Mendoza.

LEÉR MÁS  Mendocinos premiados en programación y robótica

A su vez, el radical Cornejo también sintió la presión, pero lo condicionó negativamente. Él mismo lo admitió al decir, luego, que prefiere los debates limpios, sin barras, para que las ideas y las posturas lleguen mejor a los destinatarios que son los votantes. Trató de abstraerse del clima aunque no lo consiguió y, en los últimos 180 segundos, terminó elevando su tono y poniendo en relieve el rol del Estado “ordenado” como motor del “cambio”.

La izquierdista Barbeito se reveló como una referente capaz de soportar y canalizar ese condicionante a su favor. Logró potenciar la linealidad de los mensajes en esa caja de resonancia. Los argumentos del FIT, y en especial del PTS –uno de los dos partidos que integra el frente de izquierda; el otro es el PO–, la ubicaron en un plano de igualdad con respecto a sus experimentados competidores. Barbeito aprovechó su rol de tercera fuerza con pocas chances y puso en una misma bolsa a Bermejo y Cornejo, como si fueran un resultado de la política de los neoliberales años 90.

LEÉR MÁS  El alumno afectado con estreptococo pyogenes evoluciona bien

El debate duró casi dos horas, contempló diversos temas que fueron preguntados por gente de diferentes sectores pero con la virtud de que eran en su mayoría desconocidos. A cada candidato se le asignó un minuto cronometrado, el cual tenía su correlato en el telón led. Eso aumentó, por momentos, la temperatura ya que los expositores debieron resumir y mostrar sus ideas aplicadas al cuestionamiento planteado en ese tiempo.

La inseguridad y los respaldos nacionales generaron las reacciones más fuertes desde el público. Quizás hayan sido los síntomas de factores determinantes en el ánimo del votante a la hora de enfrentarse con las boletas electorales en el cuarto oscuro el domingo 21 de junio. Faltan sólo nueve días para ese momento.

Fuente: unidiversidad.com.ar

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here