La empresa, de capitales argentinos y mendocinos, lidera el Proyecto Tres Quebradas, en Catamarca, con el fin de determinar la factibilidad económica y proyectar qué inversión demandará producir a futuro este compuesto químico en forma limpia.

La empresa Liex S.A que supo trabajar en Mendoza, ahora traspasó las fronteras de la provincia y planea desembarcar en Catamarca en la búsqueda de Carbonato de Litio.

Según indicó Tomás De Pablo, presidente de la empresa, en este momento están trabajando con un grupo local para analizar diversos puntos de este nuevo emprendimiento, e investigando si el proyecto es viable y redituable.

Luego de ello, vendrá la etapa de factibilidad y finalmente la construcción de la empresa para la extracción de ese material.

LEÉR MÁS  Otro colectivo accidentado en San Rafael sin habilitación

Liex es una empresa que en este momento está radicada en Catamarca, y en la cual se ha contratado mano de obra local, “premisa de la compañía”, remarcó el directivo.

Pero además, “contamos con un geólogo, que es el gerente General, que es es de Mendoza”.

En cuanto al paso de la compañía por Mendoza, De Pablo indicó que estuvieron haciendo minería, pero que con el cambio de Gobierno debieron frenarlos. “Esperamos en algún momento retomar las actividades”, sentenció.

El litio es un elemento químico abundante en el planeta que se concentra en salmuera, rocas y arcillas. La salmuera debe contener además de litio, bajo nivel de impurezas; de otro modo no es rentable la extracción.

LEÉR MÁS  Luján de Cuyo prohibió la venta de pirotecnia en todo el Departamento

El producto final: carbonato de litio, es seco y no tiene agua en su composición. Es un compuesto estable, no tóxico, fácil de almacenar y transportar, ya como la materia prima que usan numerosas industrias, especialmente para fabricar las baterías que nos permiten disponer de la energía limpia generada por el sol y el viento.

En cuanto a la elección de Catamarca, el presidente de Liex contó que esa provincia tiene una política pro minera, y acompaña a los emprendimientos para avanzar y desarrollarse. Así las cosas, “es que están las condiciones y seguridad jurídica para los inversores y para nosotros trabajar. Siempre y cuando respetemos el medio ambiente, servicios y mano de obra local”, puntualizó. Al tiempo que agregó que de hecho, están ubicados a 90 kilómetros de Fiambalá, y “allí conviven proyectos como la vitivinicultura y la minería, sin dañarse”.

LEÉR MÁS  Se cayó de su moto, golpeó contra el cordón y perdió el brazo izquierdo

Con respecto a las inversiones, señaló que por el momento no tienen los números precisos, pero actualmente tienen 120 personas trabajando en todo el proyecto de manera directa e indirectamente. Una vez en funcionamiento “este número podría duplicarse”.

En los próximos 6 meses “cuantificaremos tiempo, capacidad de producción e inversión”, finalizó De Pablo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here