Un hecho tiene muy preocupados a la gente de Tunuyán, se trata de la matanza de perros. Esta semana dieron cuenta de más de 20 perros que aparecieron envenenados y ayer se dio otra situación de crueldad que conmocionó al departamento. Una perrita fue robada en la vivienda de una proteccionista que la había recuperado de la calle y que el día siguiente apareció muerta. Esto ocurrió en la localidad de Los Sauces, Tunuyán.

Paris era una cachorra mestiza de cuatro meses que había sido rescatada del abandono y el maltrato,cuya dueña era una niña de 5 años, hija de una proteccionista, que aún la espera de vuelta.

LEÉR MÁS  San Martín: delincuentes asaltaron a un joven con un cuchillo

El hecho ocurrió el martes en una vivienda ubicada en el distrito de Los Sauces. Alrededor de las 20.30, la proteccionista regresaba a su hogar, tras encontrar a Fatiga, un perro que vivía en la terminal y que la joven tiene en tránsito en su casa luego de los aberrantes casos de envenenamiento en la zona. El perro, se había escapado de su hogar temporal y por fortuna fue hallado sano y salvo. “Estábamos contentos porque encontramos a Fatiga. Llegamos a casa, Paris comía de cabeza en la bolsa de alimento. La reté y se echó en el sillón”, relató la proteccionista Antonella, al medio Cuco Digital.

LEÉR MÁS  Detuvieron a dos boqueteros de 15 y 17 años en Godoy Cruz

Posteriormente, cuenta que Paris y Bianca (otra perra rescatada) salieron a jugar en un callejón que está cercado por un alambrado. “En ese momento estaba abriendo la otra puerta que estaba con llave y reja y escucho los ladridos desesperados de Bianca. Cuando terminé de abrir vi a un hombre vestido de color marrón llevándose a Paris. Grité. Salí corriendo y más allá vi una moto”, comentó y señaló: “Y ya no lo vi más. Entre gritos le dije a mi pareja que la habían robado. Sacó el tractor y salió detrás pero no encontró a nadie”.

Antonella dio aviso en la finca De Alonso (colectivas) y una persona la dijo que iba un hombre para el basural con una perra. Pero no encontró nada. “La buscamos por todos lados”. A la mañana siguiente, la familia de Paris salió de su casa para emprender nuevamente su búsqueda y se encontró con una aberrante sorpresa: “Mi pareja salió y vio un bulto en el callejón. Era Paris ya muerta. Estaba aún tibia. La acababan de matar”.

LEÉR MÁS  Se entregaron 182 viviendas en Guaymallén

“Dábamos recompensa de $3.000 por ella y la mataron. Me la mataron. Es horrible”, expresó desconcertada la joven y lamentó: “Mi hija aún la espera y no va a volver”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here