En Lavalle la mayoría de la población está acostumbrada a las labores agrícolas, trabajadores que luchan contra las condiciones materiales para mejorar su calidad de vida. Pero hay quienes, aprovechando la sencillez y buena disposición de la gente, generan emprendimientos que sólo abusan de los que menos tienen.

En este artículo, relatamos la historia de la Asociación El Palmeral del departamento norteño, cuya titular es Viviana López.

Un poco de historia

En 2009 se avanza en los primeros pasos de un proyecto que buscaba construir barrios con viviendas accesibles mediante el sistema de ayuda mutua a través de la Asociación El Palmeral, presidida, como ya dijimos, por Viviana López. La prueba piloto se ejecutó en unos terrenos ubicados en el carril Belgrano -continuación de la ruta 34- en Villa Tulumaya.

Con subsidios provinciales y nacionales se edificaron las casas y la obra llegó a feliz término. Tan feliz fue el resultado que se decidió comenzar una segunda etapa denominada Portal II de El Palmeral en abril de 2010.

Los resultados del sistema eran muy elocuentes por lo que funcionarios públicos del momento aprovechaban para tomarse fotos allí. Así, en 2012 se decidió iniciar un proyecto más que se denominó Portal III.

El sistema de ayuda mutua consiste en que el total de los costos de materiales de construcción se prorratea entre los socios mediante el pago de una cuota social. Asimismo, cada socio trabaja una determinada cantidad de horas al mes para edificar todas las casas. En este caso, se utilizaba un sistema de puntaje vinculado al cumplimiento de tareas y puntualidad en los pagos. Las viviendas terminadas se sortean entre los socios con puntajes semejantes. Esto poco y nada se aplicó, sino que las casas se fueron entregando de acuerdo al criterio arbitrario de López.

Cosas (o casas) raras

La primera complicación se produce en 2014 cuando se retuvieron los subsidios nacionales dado que la partida anterior no había sido debidamente rendida. El ritmo de construcción bajó abruptamente y, en este punto, comenzaron las sospechas en varios de los más de 200 socios.

Cada mes, todos los adherentes debían aportar una cuota social y dos días de trabajo que, en caso de no poder cumplir, los socios podían pagar para que sus jornadas fueran adjudicadas a algún albañil de confianza.

LEÉR MÁS  Godoy Cruz: se puso en marcha el programa “Basura Cero”

El dinero era aportado, pero esto no se evidenciaba en la edificación puesto que su ritmo había disminuido considerablemente e incluso se cobraban días de trabajo que nunca se ejecutaron. Los socios comenzaron a reclamar por los balances a la titular de la Asociación. Viviana López aducía diferentes “excusas y desviaba el tema”, según informaron testigos.

A principios de 2015 se realizó un bingo cuyo premio principal fue una casa de las construidas a través de la Asociación. A cada socio se le dio un talonario para vender, cuya suma total ascendía a $9000. La recaudación sería destinada para la adquisición de transformadores eléctricos, necesarios para abastecer a los tres barrios (Portal I, II y III).

Diario Somos, noticias de Mendoza, Argentina y el mundo

Hubo un ganador, muchos socios abonaron 9 mil pesos, pero los transformadores nunca se vieron. Ni siquiera los comprobantes de compra.

Asimismo, los socios pagaron, también, por perforaciones de agua, cañería de gas y la instalación de la red madre de agua. Éstas obras jamás se ejecutaron y los balances siguieron sin ser mostrados.

Una cajita no tan feliz

Un grupo de socios del Portal II se cansó de padecer los desmanejos y maniobras ejecutadas por Viviana López y decidió agruparse en una comisión paralela reclamando la normalización de la Asociación.

Al comenzar a investigar, destaparon más irregularidades de las que sospechaban. La más altisonante: las tierras que correspondían al Portal II y III estaban a nombre de Viviana López y no de la asociación. En efecto, desde Dirección de Personería Jurídica de la Provincia explicaron que para realizarse esos proyectos se debieron haber creado dos asociaciones más. Esto jamás se hizo; de hecho la presidenta y sus cómplices les decían a los socios que todo pertenecía a la “Asociación El Palmeral”.

No sólo esto, sino que en realidad las tierras que corresponden al Portal III (unas 54 hectáreas) en realidad fueron compradas bajo un contrato de compra-venta celebrado entre Los Vidueños S.R.L. y Viviana López en donde ella se comprometía a pagar en cuotas la propiedad. La mujer no cumplió con su parte y la empresa dio por rescindido el acuerdo. En consecuencia, las tierras volvieron a ser parte de Los Vidueños. Pese a esto, López siguió por un buen tiempo afirmando que las tierras eran suyas.

A raíz de conocerse éstas y tantas otras cosas fuera de lugar, cerca de cincuenta socios denunciaron penalmente a Viviana López y a su marido Arturo Nieto. En diciembre de 2016 ambos fueron imputados por el fiscal Fernando Giunta por el delito de “defraudación por desbaratamiento de derechos acordados”.

Diario Somos, noticias de Mendoza, Argentina y el mundo

Todo cambia, los dueños también

LEÉR MÁS  Increíble. Se robaron un zepelin de mil litros

Pese a la acusación que pesa en su contra y a que a principios de junio dos socios del Portal III denunciaron a López por el mismo cargo, el matrimonio se ha seguido moviendo con total libertad y sin rendir cuenta de todo el dinero que por años cientos de familias  entregaro -algunas con muchísimo esfuerzo- en pos del sueño de la casa propia.

Recientemente la comisión de socios del Portal II, denunciante del matrimonio, descubrió que las tierras donde se encuentra proyectado el Portal III fueron transferidas a un tercero en noviembre de 2016.

No sólo eso, entre lo transferido también está parte de las tierras que López había loteado y vendido como “lotes privados”. Es decir, terrenos que no pertenecían a la Asociación ni a su sistema de ayuda mutua, sino que estaban destinados a potenciales compradores privados.

El nuevo titular de esos terrenos (donde se había proyectado el Portal III), Alfredo Germán Braschi, es personal de planta desde 1987 en la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza. Curiosamente en la actualidad se desempeña en la Secretaría de Planificación, Infraestructura y Ambiente.

Diario Somos contactó a Braschi, quien reconoció haber comprado junto a un socio esas tierras a Los Vidueños S.R.L. No obstante, negó tener conocimiento de que esos loteos pertenecieran al Portal III.

Lo peor de esta situación es que Viviana López continúa diciéndole a las personas, que aún confían en ella, que el abogado Luis Alberto Polizzi (representante de la S.R.L.) le ha firmado un documento en el que les cede las tierras. Incluso, en una discusión que tuvo con un socio que le reclamaba estas mentiras ella dijo: “Las tierras siempre fueron mías”.

Según han explicado damnificados, la señora López, junto a las personas que de buena fe le creen, estaría organizando la edificación de las casas en el Portal III.

En diálogo con este medio, el propietario real de las tierras, Alfredo Braschi, comentó: “Esos son puros versos (los dichos de López) porque yo soy el titular. ¿Sabés lo que va a pasar? El día de mañana voy a ir y me voy a encontrar con una casa y les voy a decir ‘esa casa es mía’; que construyan, después se van a encontrar con otro dueño de esa casa, o con un juicio intermedio. La verdad que no sabía de todo esto”.

LEÉR MÁS  Luján de Cuyo prohibió la venta de pirotecnia en todo el Departamento

Diario Somos, noticias de Mendoza, Argentina y el mundo

Ojos que no ven, gestión indiferente

Fuentes del Municipio de Lavalle aseguran que multarán a la presidenta de la asociación por haber levantado construcciones sin la correcta inspección municipal, unas cincuenta viviendas aproximadamente. Esto, siete años después de iniciadas las obras.

Las pregunta que recaen sobre lo sucedido son: ¿cómo se pudieron realizar todas las obras del Portal II (con fotos de políticos y todo) siendo que, aunque el propietario era teóricamente la Asociación El Palmeral, los terrenos figuraban a nombre de la presidenta? Más aún, ¿cómo se pudieron iniciar las casas del Portal III si los terrenos ni siquiera estuvieron en un primer momento a nombre de López o de la Asociación sino de Los Vidueños S.R.L. y ahora de Braschi?

El periódico El Despertador, el medio gráfico de mayor antigüedad del Departamento, publicó varias notas sobre las irregularidades y ha seguido el caso de cerca. Desde 2015 el tema ha tomado relevancia pública, pero los controles municipales han sido sumamente laxos.

Algunos buscan explicaciones, a veces forzadas. López tenía buena relación con el peronismo local (llegó a ser precandidata a concejal). Pero cuando las luces de neón empezaron a fallar, el arco político entero (inclusive la oposición radical) decidió -y decide- mirar hacia otro lado para sacarse el muerto de encima.

Diario Somos, noticias de Mendoza, Argentina y el mundo

 

Lo inexplicable

La fiscal Gabriela Chaves, la misma que investiga a Nélida Rojas, es quien lleva las denuncias contra López . Pese a tener las declaraciones de testigos y una voluminosa cantidad de pruebas contra la imputada, parece no resultarle extraño que:

  • Las tierras estuviesen a nombre de la presidenta de la Asociación
  • Nunca se publicaran balances
  • Se vendieran lotes privados entregando sólo un recibo
  • López se negara a dar a conocer la lista total de socios

Diario Somos, noticias de Mendoza, Argentina y el mundo

Esas son algunas de las tantas irregularidades que la fiscal parece no contemplar para tomar medidas que le impidan a Viviana López y su familia seguir usufructuando ilegítimamente con la buena fe de familias que sólo persiguen un sueño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here