Por diversos canales, los productores agrícolas declarados en emergencia o desastre por efecto de lluvias, helada o granizo están recibiendo la atención financiera del Estado provincial y nacional.
 
Al decreto de declaración de emergencia agropecuaria, firmado por el Gobernador Cornejo y homologado por el ministro Buryaile, se le adiciona un nuevo beneficio que fue anunciado esta mañana por el subsecretario de Agricultura y Ganadería, Alfredo Aciar, y el jefe del área de créditos del Consejo Federal de Inversiones (CFI), Oscar González Arzac.
 
Se trata de una línea de créditos de hasta $100 mil pesos, a tasa cero, con un plazo de devolución de hasta 48 cuotas, con un año de gracia incluido y de libre disponibilidad “destinado a ayudar directamente al productor que posea la certificación de desastre”, comentó González a los directores de Desarrollo Económico de los municipios afectados por las inclemencias climáticas.
 
Actualmente uno de cada cuatro productores, lo que representan más de 4.000 emprendedores, vio afectada su cosecha a causa de las contingencias climáticas que afectaron a Mendoza, “lo que se traduce en alrededor de 3.000 millones de pesos que este año no circularán dentro de la economía provincial”, recordó Aciar.
 
Entre los requisitos que el Banco San Juan (agente financiero del Consejo Federal de Inversiones, CFI) contempla para otorgar el beneficio se encuentran: presentar el certificado de emergencia o desastre emitido por la Dirección de Contingencias Climáticas (DACC), documentación personal, una justificación del proyecto o destino de los fondos y una guía abreviada extendida por la entidad.
 
“El CFI financia créditos de inversión pero en este caso se ampliará a los productores damnificados. Son créditos sin garantías reales, es decir a sola firma. Si bien el destino del dinero queda a criterio de cada beneficiario, se considera que es para activos de trabajo”, detalló González.
 
Quienes no posean la certificación otorgada por la DACC, tengan inhibiciones para operar o bien procesos judiciales no podrán acceder al beneficio. Asimismo, tendrá que cumplir con las pautas de seguro de vida que exige el agente financiero y en cuanto a la garantía se exige una relación patrimonial de uno a uno, es decir, si el solicitante requiere 100 mil pesos, deberá declarar bienes que se ajusten a ese monto.
 
En caso que, tras el año de gracia, el productor entre en mora durante 60 días, perderá el beneficio de la tasa cero y pasará a abonar un interés del 9%.

Para acceder al beneficio, los interesados deberán dirigirse a la Dirección de Desarrollo Económico del Municipio (que previamente ha sido incluido en el decreto de emergencia) y allí iniciar el trámite. Para más información, también podrán acercarse a la sede central del CFI, 9 de Julio 1349 de Ciudad, donde funciona la ventanilla de ingreso de solicitudes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here