Todos en la UCR insisten en afirmar que la renuncia de Sanz Se debe a “una decisión personal” pero tampoco ocultan que Macri no les devuelve con la misma moneda la decisión del senador mendocino de haber puesto su estructura nacional del radicalismo a favor su candidatura presidencial. La primera decisión de la UCR fue no acordar con el PRO una sola bancada parlamentaria del futuro gobierno sino la conformación de interbloque desde donde articular con el Ejecutivo las decisiones legislativas, en las que Sanz, incluido, tiene ciertos reparos, además de no terminar de licuar su identidad partidaria en la alianza con el macrismo que muchos boinas blancas siguen reprochando.

En diputados el interbloque quedará constituido por el PRO con Patricia Bullrich a la cabeza, Mario Negri por la UCR y Fernando Sánchez por la CC. Pero la interna radical se desató en la Cámara baja. Negri no cuenta con el respaldo incondicional de su bloque, donde le reprochan “decisiones personales”. Aunque sus principales adversarios están en duda en si dar batalla a Negri o aceptar su futuro político a un lugar en el gabinete de Macri.

LEÉR MÁS  Crianceros envenenan animales muertos para combatir depredadores en Malargüe

Entre ellos está el también cordobés Oscar Aguad, que vio como se le escurrió entre las manos la gobernación de la provincia que más votos (proporcionales a sus electores) le entregó a Mauricio Macri en el ballotage pero que perdió ante el delasotismo, donde el gobernador Juan Manuel de la Sota –que jugó con Sergio Massa—terminó de inclinar la balanza a favor del alcalde porteño y hasta se lo menciona como probable ministro de Relaciones Exteriores de Macri. El mismo gabinete en el que Aguad –apodado “el milico” por su relación con el ex represor militar Benjamín Menéndez— compartiría gabinete como ministro de Defensa.

Otro enfrentado con Negri, es el tucumano José Cano, otro perdedor. El diputado y odontólogo Cano, que denunció “fraude” en la elección tucumana que perdió por 110 mil votos ahora suena como ministro de Salud de Macri, quien le devuelve en favores el escándalo que armó en Tucumán en plena campaña nacional. Ahora, ambos (Aguad y Cano) prefieren un ministerio que el bloque radical.

LEÉR MÁS  Próvolo: Gendarmería comenzó el rastrillaje

En el Senado el tembladeral radical aun es más incierto con la renuncia de Sanz. Allí están en discusión interna la presidencia del comité nacional de la UCR para suceder al Sanz entre el chaqueño Ángel Rozas y el mendocino Julio Cobos (electo senador). Claro que hay otras cosas en juego como la posibilidad de ser convocados para el armado ministerial, como la puja por los cargos institucionales de la Cámara alta y la propia presidencia del bloque oficialista de Cambiemos donde la UCR supera con creces los incondicionales macristas del PRO. Cobos va por la jefatura de la UCR o se mantendrá como senador raso en busca de una nueva oportunidad. Rozas va por el partido a la presidencia del bloque. Si lo obtiene el formoseño Luis Naidenoff se quedaría al frente de los senadores de la UCR. Los radicales volvieron a su salsa: sumergidos en la interna partidaria en la que sueñan con más protagonismo pero lejos del poder real.

LEÉR MÁS  Tunuyán: un hombre perdió la vida tras chocar contra un árbol

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here