Herrera sugiere que este plan debería tener como mínimo, una proyección de 5 (cinco) años, estableciendo un cronograma anual de instalación de semáforos y reductores de velocidad.

Herrera explica que el objetivo es estudiar y optimizar la red existente y lograr una solución para dar seguridad a la hora de movilizarse. “Es de vital importancia que la selección del punto de instalación del control semafórico, o de un reductor de velocidad, sea precedida de un estudio puntual y zonal de las condiciones del tránsito, incluyendo entre otras disposiciones, de un relevamiento del flujo vehicular, longitud de ciclo de los semáforos, fases, distribución de tiempos, etc.”

San Rafael, tiene un constante crecimiento poblacional y automotor, por ende, se produce un incremento en los accidentes viales y un incesante reclamo de vecinos para la colocación de equipos semafóricos.

“Con esta propuesta, pretendemos un San Rafael ordenado con un tránsito fluido, moviéndonos con las menores dificultades posibles. Por ello es imperioso que Dirección de Vías y Medios de Transportes de la provincia, establezca un plan anual de la red semafórica y reductores de velocidad en todo el departamento de San Rafael.”

Agregó que “una ciudad en continuo crecimiento necesita un sistema de semáforos centralizado y coordinado, con la tecnología apropiada, para brindar mayor seguridad a todos los actores de la movilidad en la red vial”.

Los semáforos requieren de una cuidadosa revisión técnica, deben ser eficientes en su operación, en el reacondicionamiento tecnológico, en el cambio del equipamiento semafórico y en el suministro e instalación inmediata en el caso de roturas o no funcionamiento.”

Finalmente, recordó que “en innumerables situaciones de accidentes, donde ocurre la destrucción total o mal estado de semáforos, pasan días y semanas en ser reemplazados, provocando un caos a quién circula, cuando dicho cambio  debe ser de inmediato.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here