La planta industrial de procesamiento de tomate más grande del país está en Mendoza, exactamente en el departamento de San Martín. Procesará 1 millón de kilogramos de tomates por día, a partir de la próxima temporada, lo cual demandará de unas 1400 hectáreas de producción local para su abastecimiento.

El Gobernador Francisco Pérez recorrió en la mañana de este miércoles la fábrica, que acaba de iniciar la producción, junto al intendente de San Martín, Jorge Giménez y al gerente de Baggio en Mendoza, Daniel Catalá. “Esta planta va a producir unos 100 millones de kgs envasados al año, sólo de tomate, lo que va a provocar una movilidad económica muy fuerte de pequeños productores que podrán abastecerla. Esto es generar nuevas alternativas para nuestros agricultores”, dijo Pérez en un alto de la visita.

“El Estado tiene que estar junto al pequeño productor y esta es una alternativa muy fuerte de trabajo”, dijo el mandatario al explicar que el kilogramo de tomate se paga entre $0,85 y un peso, a 60 o 90 días máximo de plazo.

“Si consideramos que en Mendoza por hectárea de tierra cultivada se cosechan unos 70 a 80 mil kilos de tomate, y que esta sóla planta va a requerir de unas 1400 hectáreas productivas al año para su abastecimiento, estamos diciendo que son muchos los agricultores que tendrán trabajo”, señaló además Pérez.

Tanto el gobernador como el Intendente de San Martín resaltaron la excelente alternativa que brindará Baggio a la producción local. “Esto sin duda mejora la economía de la región y es una herramienta más de trabajo para el agro”, expresó Giménez.

Pérez relacionó la gran inversión con la que se está haciendo en el PASIP (Parque de Servicios Industriales Palmira) y explicó que todo contribuye a generar nuevo desarrollo y sustitución de inversiones. De hecho, los cestos de madera que utiliza Baggio se importaban de Chile y, para esta fábrica, se pidieron a aserraderos mendocinos lo cual es otra fuente de ingresos para otro sector económico.

Baggio invirtió más de $50 millones en la planta industrial ubicada en la zona rural de San Martín, desde donde producirá, concentrará y envasará pasta de tomate para uso industrial y doméstico. Generará más de 100 puestos de trabajo directos y mucha mano de obra indirecta ya que precisará, para su abastecimiento, de la producción de unas 1400 hectáreas de tomate mendocino.

Para concretar este emprendimiento el Gobierno apoyó y acompañó todo el proceso en el que se realizaron obras de infraestructura para acercar los servicios básicos hasta la zona. Para ello la Cooperativa Eléctrica Alto Verde realizó el tendido eléctrico, Irrigación aprobó la factibilidad para la perforación de nuevos pozos y se instalaron 5 km de tuberías para la provisión de gas.

La fábrica

La planta industrial de procesamiento de tomate es la más grande del país. Se ubica en Carril Chivilcoy y Robert, del distrito El Ramblón en San Martín.

Se emplaza en un predio de 120 hectáreas y su principal objetivo es sustituir importaciones de pasta de tomate, ya que Argentina actualmente produce poco más de la mitad del tomate que se consume.

Daniel Catalá, gerente de Baggio en Mendoza, explicó que el tomate perita que se cultiva en Mendoza es el más valorado entre los consumidores argentinos por la calidad de su pulpa y la concentración de su sabor.

Baggio instaló, en 1983, su primera planta productiva en Gualeguaychú para el envasado de productos con la marca Mocoretá. La firma cuenta con unos 1.500 empleados en el país y exporta a 44 países de todo el mundo. Con los años diversificó su producción añadiendo: jugos frutales (Baggio y Mi Ju); vinos de mesa (Uvita, Talacasto, Cavic, Viejo Viñedo); aguas y sodas (Lluvia de Oro); snacks (Pumper) y leche fluida bajo la marca Latte Baggio. En la línea de conservas, fabrica con la marca 7 Días y De la huerta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here