Esta posición se desprende de los dichos de los mismos voceros radicales que argumentaron sobre el rechazo que expresaron en el Senado. La UCR abandonó sus bancas en el momento de la votación y ahora buscarán que el proyecto no prospere en la Cámara de Diputados.

En un comunicado enviado a los medios, desde la oposición sostuvieron que la aprobación del proyecto que pretende incorporar en el directorio de la obra social más grande de la provincia a dos vocales titulares y dos suplentes en representación de los empleados y obreros de la Administración Pública Provincial, y un titular y un suplente en representación de los jubilados y pensionados, fue “escandalosa”. Los radicales insisten en que los intereses de las cúpulas gremiales y partidarias primaron ante los reclamos de los afiliados y que el oficialismo y los gremios no respetaron la voluntad popular expresada en las elecciones provinciales, porque la sanción de esta ley ”condicionaría el sistema de salud de Mendoza”.

LEÉR MÁS  Dos mujeres golpeadas en Malargüe

En diversas declaraciones a medios locales, integrantes de la UCR basaron su ausencia en la sesión en que no es el momento para tratar el tema, ya que consideran que el proyecto no tiene en cuenta su financiamiento. “Por eso no entendemos el apuro, ya que nos parece que esconde otros intereses que no están a favor de los afiliados”, expresó el  senador radical Gerardo del Río.

LEÉR MÁS  Otro colectivo accidentado en San Rafael sin habilitación

Por su parte, su par Jorge Palero, en diálogo con Unidiversidad, recalcó que la media sanción y el tratamiento de la ley de democratización de la OSEP es algo realizado de apuro y como una devolución de favores. “El proyecto aprobado no contempla el financiamiento. La obra social primero debe cumplir con sus afiliados en cuanto a prestaciones”, esgrimió.
 

Cruces entre Pérez y Cornejo

El debate por las modificaciones del artículo 34 de la Carta Orgánica de la OSEP se da a meses del recambio de gobierno, lo que hace pensar que opositores y oficialistas se disputan el control de la obra social más grande de Mendoza. Estadísticamente, uno de cada cinco mendocinos es afiliado a OSEP.

LEÉR MÁS  Increíble. Se robaron un zepelin de mil litros

El gobernador electo, Alfredo Cornejo, dudó de que la iniciativa tenga como fin la democratización de la obra social. ”Después de que la obra social está virtualmente quebrada por culpa de malas administraciones, de excesos de personal en cargos jerárquicos y administrativos, y no en médicos o enfermeros, proponen un proyecto que no es democratización”, opinó.

El gobernador Francisco Pérez dijo no querer entrar en conflicto con Cornejo pero le espetó: ”Si (Cornejo cree que se) está negociando un hecho de corrupción, que vaya a la Justicia”.

Fuente: Unidiversidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here