Si alguien sabe de Vendimia, en Mendoza, es Elvira Búcolo. Profesora y
Licenciada en Historia, y titular del Archivo Histórico de la Provincia
se ha interiorizado en Vendimia como pocos y brinda detalles
específicos de la fiesta que ha fascinado a mendocinos y turistas
durante décadas. Desde las primeras fiestas en los años 30, hasta las
espectaculares puestas en escena del nuevo siglo, Elvira hace un
recorrido por la historia y se remonta a los orígenes de la celebración
de la cosecha, en los años 1600.

¿Cómo ha sido su relación con Vendimia?

Los conocimientos son los mismos, pero año a año vamos incluyendo
detalles, porque son 80 años de vendimia y es mucho por conocer.

¿A qué año se remonta la tradición de festejar la cosecha?

Ya en el siglo XVII hay datos de que los vinos mendocinos competían
con los de España. Este fue el motivo de que el Rey pusiera un impuesto
para entorpecer su comercialización. Tradicionalmente cuando se hacía la
cosecha, se hacía un asado o locro con mucho vino, de acuerdo a lo que
el patrón organizaba. Había bailes, cuecas, gatos y se elegía entre las
vendimiadoras a la chica más hermosa. Esa chica era coronada con racimos
de uva y pámpanos.

¿Qué significan estos 80 años de Vendimia?

Significa toda una trayectoria de la fiesta más importante de los
mendocinos. Ha logrado una declaratoria de bien patrimonial en la
provincia porque tiene muchas expresiones. Fiestas distritales,
departamentales, Vías Blancas, Carrusel, Acto Central y repeticiones y
cómo ha ido evolucionando de ser una simple fiesta donde las candidatas
recorrían con sus carruajes para ser apreciadas por el público a una
fiesta con múltiples expresiones.

¿Qué cosas se mantienen intactas de la primera Vendimia?

El Carrusel y el amor de la gente por sus reinas, eso es lo que se mantiene intacto.

¿Cómo fue la organización de la primera fiesta?

Hay un decreto que data de 1936, decreto número 87 firmado por
Guillermo Cano, en ese entonces gobernador de Mendoza, y Frank Romero
Day, quien era su ministro de Industria, Obras Públicas, Economía y
Riego. A él le cupo la tarea de llevar a cabo la organización de la
primera fiesta. La idea era promocionar una fiesta para difundir las
bondades de la uva, las pasas, los dulces, el vino y para atraer
turistas. No hubo licitación por falta de tiempo.

Entonces, ya desde un principio se planteó como una fiesta para el turismo.

La promoción turística estuvo presente desde el principio en ese
primer decreto. Promocionar a Mendoza a través de la vendimia y de los
productos de esta tierra. Es un mito que la fiesta en sus orígenes fue
“para los mendocinos”. El motivo era el fomento del turismo.

¿Cuáles fueron los primeros pasos en evolución de la fiesta?

En 1940 se incluye por primera vez la Vía Blanca. También evolucionó
el tema de la repetición, las circunstancias obligaron a hacer una
primera repetición en el año 1948 cuando hubo un empate entre las
soberanas de Guaymallén y San Rafael, se decide repetir el espectáculo y
hacer una nueva elección. La Bendición de los Frutos también marcó una
impronta, en 1948 a través de un decreto, el Gobierno se compromete a
venerar la imagen de la Virgen de la Carrodilla como patrona celestial
de los viñedos, y desde entonces la imagen está presente, aunque han
cambiado los lugares, Prado Gaucho, Iglesia de la Carrodilla, en 2006 se
incluye la peregrinación en los distintos departamentos.

¿Con respecto a las temáticas ha habido evolución?

Está siempre presente el tema de la cosecha porque es el motivo
principal de la fiesta. La evolución se ha notado en otros aspectos, no
en la temática.

¿Hay alguna reina que haya marcado la historia por algo en particular?

Josefina Di Pietro reina en 1946, la pongo como modelo porque estuvo
presente en todas las vendimias. Gracias a ellas se conoce mucho de
vendimia, por la generosidad de difundir los conocimientos. La sala
permanente de Vendimia se llama Josefina Di Pietro. Ella tiene una
agenda con todos los números de teléfonos de todas las reinas de todos
los departamentos de todos los años, cuando ella no esté quiero que esa
agenda pase al Archivo Histórico.

¿Habría que incluir la historia de Vendimia en las escuelas?

Por supuesto. La Vendimia es una parte muy importante de nuestra
tradición e historia. Sería muy bueno que se incluyera el estudio de
vendimia en las currículas, sí enseñan el proceso de la vid, cómo se
hace el vino, pero poco se habla de la historia de la vendimia.

¿Hubo alguna fiesta cuya organización se haya visto complicada?

Varias. En el 2002 el contexto político obligó a hacer la fiesta en
el Estadio. En 1956 no se realizó la fiesta por una epidemia de
Poliomielitis, en su lugar se llevó a cabo la “Fiesta del vino” en el
parque de Casa de Gobierno y la entrada fue a beneficio de los niños
enfermos. En 1985 tampoco se hizo la fiesta por el terremoto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here