La comuna de Santa Rosa no completa sus balances desde 2013

Ni el ex intendente Salgado ni la actual, Trigo, cumplen con la ley de Responsabilidad Fiscal.

En abril de 2016, Norma Trigo se hizo cargo de Santa Rosa, tras la escandalosa salida de Sergio Salgado que dejó al departamento con un rojo de más de 70 millones de pesos. Casi un año más tarde, ganaba las elecciones con el 61% de los votos.

Uno de sus objetivos era ordenar las cuentas del municipio. A pesar de los esfuerzos por ordenar la comuna, Santa Rosa no publica los balances desde 2013. No cumplió Salgado y no cumple Trigo la ley de Responsabilidad Fiscal que obliga a distintos organismos del Estado -entre ellos a los municipios- a rendir cuentas trimestralmente. Según la norma, la información tiene que estar disponible en internet para el acceso a los ciudadanos.

La última vez que Santa Rosa presentó todo el balance completo fue en 2013. En los años siguientes, están disponibles algunos informes pero no el de la última etapa del año que engloba los gastos e ingresos de todo el ejercicio.

En la página web del Tribunal de Cuentas no figuran los cuartos trimestres de 2016 y 2017. En 2017, solo figuran dos informes y 2016 está vacío. La última vez que Santa Rosa presentó los balances en tiempo, forma fue en 2007.

Hasta la Oficina de Presupuesto y Hacienda de la Legislatura se hace eco de la falta de información de la comuna y en un apartado aclara que excluye de los análisis de Ejecución Presupuestaria a Santa Rosa porque no hay información actualizada. “Este departamento sólo presentó los informes trimestrales del segundo y tercer trimestre del 2017, y el reporte anterior que presentó data de 2013”, dice el resumen que compara los datos del resto de los municipios.

El Tribunal de Cuentas ha multado al contador Gabriel Fernández con la suma de $8000 y al secretario de Gobierno, Marcos Nuarte, con $14000 por no presentar las rendiciones mensuales a tiempo.

Trigo  admite un incumplimiento: “la página web puede que no esté actualizada. Se han presentado todos los informes, fuera de tiempo, pero se han presentado. De hecho el Tribunal de Cuentas nos ha estado haciendo pedidos por los informes de 2017”, aseguró la santarrosina.

“Cuando nos hicimos cargo descubrimos que no había balances desde 2014 y ahí empezamos a hacerlos. Tuvimos que contratar un sistema contable”, agregó.

Quejas del controlador

El Director de Municipios del Tribunal de Cuentas, Adrián Cerroni, también aseguró que han recibido informes mensuales de Santa Rosa pero con inconsistencias. “Los informes llegan pero tenemos que informar los problemas para que corrijan o envíen información”, explicó el ex ministro de Hacienda en la gestión de Celso Jaque.

“El anual de 2017 está presentado pero con muchas faltantes que han ido completando de a poco”, agregó.

Según el director, cuando Trigo asumió presentó un plan de trabajo en base al caos que había de la gestión anterior pero no se cumplió con el programa.

“A veces los cuadros no están bien hechos, mandan las cosas con atrasos y ha habido multas. Se encontraron con un gran desorden que no es fácil de arreglar. Ha habido mejoras pero también han cometido fallas que podrían haber solucionado”, dijo Cerroni.

También señaló que algunos empleados de la municipalidad no tienen la instrucción necesaria por lo que el mes pasado brindaron una capacitación en la comuna.

Con respecto a los atrasos de los fallos del Tribunal, el director aseguró que el 5 de septiembre salió el que corresponde al ejercicio 2015 y que en octubre saldrá el de 2016.

“Como cambiaron las autoridades fue muy difícil conseguir la información, nos contestaban en parte, se fue dilatando el tiempo y  no podemos hacer un fallo si no tenemos las pruebas”.

El presupuesto de la comuna

“Hace 15 días llegó un informe detallando las falencias en la información y que no están los balances”, dijo la concejal y ex reina vendimial Florencia Destéfanis. “Queremos saber qué pasó con el plan de pagos, si está cancelado o no”, agregó.

En tanto, Diego Maures que entró el mes pasado a ocupar la banca de Marcial Ibarra -el concejal que fue expulsado tras ser condenado en junio junto al ex intendente Sergio Salgado– también se mostró interesado en conocer el panorama contable del municipio.

“Necesitamos saber la realidad, es decir,  los números de la comuna para poder darles a los empleados una recomposición salarial antes de fin de año y ver el presupuesto del año que viene”, explicó.

El martes pasado la intendenta se reunió con los concejales para diagramar las políticas públicas del año que viene. El tema fue el presupuesto 2019 y un eventual endeudamiento para el que necesita el apoyo de los ediles.

Después de 10 años se va a presentar el presupuesto en octubre y los concejales quieren saber cómo están las cuentas antes de aprobar un endeudamiento.

Actualmente, el Concejo tiene 5 ediles  del oficialismo y 5, de la oposición. El primero está dividido y esta ruptura le valió dejar en manos de un justicialista la presidencia.

Para estar al día Trigo aseguró que armaron la oficina de apremios para cobrar las deudas de contribuyentes y vecinos. “Vamos a lanzar una moratoria en octubre. Queremos mejorar la recaudación”, explicó.

“Hemos perdido como $2 millones que venían de la Nación que se utilizan para obras. Pero a pesar de eso las obras de la municipalidad no se han visto resentidas”, cerró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here