El Plan Provincial de Ordenamiento Territorial promueve la compactación de zonas densamente pobladas del área metropolitana. Aseguran que falta infraestructura de servicios.

Con un crecimiento poblacional lento pero sostenido, el déficit habitacional es una de las principales preocupaciones planteadas por el Plan Provincial de Ordenamiento Territorial para los próximos 30 años. Aseguran que bastaría con elevar las propiedades en dos plantas en algunas zonas densamente pobladas para garantizar el techo de las generaciones futuras. Sin embargo, el objetivo plantea cuantiosas inversiones en infraestructura.

Hoy por hoy, el sueño de la casa propia continúa siendo inalcanzable para un amplio sector de la sociedad. A esto se suma un mercado inmobiliario con dos características negativas: expansión hacia terrenos no aptos ubicados en el piedemonte y precios elevados de los alquileres en el área metropolitana y villas cabeceras.

LEÉR MÁS  Se bajó del micro, se encaminó hacia un árbol y se ahorcó

La solución, o la vía para la solución, se encuentra en el Plan Provincial de Ordenamiento Territorial, que fue presentado hace poco menos de un mes por el gobernador Alfredo Cornejo, pero cuyo tratamiento en comisiones avanza muy lentamente en el Senado. El documento constituye un marco que crea las herramientas para un crecimiento urbano más ordenado, pero también para satisfacer las necesidades de la población.

De acuerdo al subsecretario de Ambiente y Ordenamiento Territorial, Humberto Mingorance, la clave está en avanzar sobre criterios de “habitabilidad”. “La compactación de las áreas urbanas se deben realizar con un marco que garantice el acceso, no solo a los servicios esenciales como luz, agua, cloacas y gas, sino también a otros servicios fundamentales como la cercanía a escuelas, centros de salud y espacios verdes”, destacó.

LEÉR MÁS  Trabajadores de La Colina reclaman por sus sueldos

Alumno bueno y alumno malo

Como en toda historia ejemplar, siempre hay un departamento que hace bien los deberes y otro que hace todo lo contrario y sirve de advertencia para los demás.

En materia de crecimiento ordenado, Godoy Cruz es visto como un modelo inmobiliario, ya que en las últimas décadas su expansión se concentró en la elevación de las construcciones, y edificación en terrenos baldíos, lo que permitió aprovechar las instalaciones existentes, con un mínimo impacto sobre los servicios.

En la vereda contraria se encuentra Capital, que con el proyecto de las torres del Pro.Cre.ar tensionan la prestación de los servicios y obligan a la intendencia a realizar inversiones millonarias para garantizar la habitabilidad a futuro. “Cuando se generó este proyecto lo único que se pretendió resolver es el problema habitacional y no contempló el resto. Por eso, ahora el intendente Suárez lleva adelante un proyecto sobre los terrenos del ferrocarril para poder equilibrar una zona en la que se van a mudar a vivir miles de personas, y el resto no está con la capacidad para poder absorber”, destacó.

LEÉR MÁS  Desbaratan kiosco de drogas en Godoy Cruz

Aún así, la Ciudad sigue siendo una de las áreas con mayor potencial de crecimiento urbano. “La cuarta sección es una zona que está escasamente poblada y se puede realizar un proyecto como el de Godoy Cruz para permitir que más gente viva ahí en condiciones óptimas de habitabilidad”, resaltó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here