La Bendición de los Frutos 2013 fue un “Canto de amor para las cosechas”

Bajo la dirección general de Alejandro Scarpetta y con el libreto de Gloria Bratschi, la Bendición de los Frutos 2013 ”Canto de amor para las cosechas” tuvo un marco importante de púbico. Esta segunda noche del cronograma vendimial oficial – la primera fue la Vendimia Joven en el Espacio Julio Le Parc- convocó en el Prado Gaucho del Parque General San Martín a 10 mil personas para participar del agradecimiento por los frutos brindados por nuestra tierra.

El gobernador Francisco Pérez, el vicegobernador Carlos Ciurca y el gabinete completo estuvieron presentes ante un escenario tres veces más grande que el habitual que fue diseñado por los arquitectos Víctor Carrión y Gabriela Bizón en donde brilló la Orquesta Filarmónica de Mendoza, dirigida por la maestra Ligia Amadio, junto a 400 voces, 250 adultas y 150 voces infantiles.

El mismo contó con un colorido inusual aportado por la vestimenta de los coreutas y por tres pantallas que reproducían por un lado lo que sucedía en el escenario y por otro, la central, transmitía un especial guión de imágenes que apoyaba la línea argumental del espectáculo.

La locución fue responsabilidad de Sergio Gras, Daniela Galván y una novedad, la participación de Julieta Di Fabio, una niña de 9 años que hizo sus aportes en representación de la niñez de la provincia

Los coreutas recrearon las obras tradicionales del cancionero popular mendocino y las de la ceremonia religiosa, con un tratamiento sonoro que combinó lo puramente tradicional con lo contemporáneo. A esa sonoridad se sumaron la de la solista Griselda López Zalba, el dúo Oyarzabal – Navarro y el grupo folclórico Bendición,liderado por Carlos Méndez.

Como es tradicional en este momento litúrgico de la Fiesta Nacional de la Vendimia, la celebración giró en torno de la Virgen de la Carrodilla, que fue coronada en 1938 como la ”patrona celestial” de los viñedos. Desde entonces, decía el locutor, ”protege siempre el laborioso espíritu de esta provincia, sus siembras, sus frutos”.

La celebración

La aparición de Virgen de la Carrodilla despertó la emoción del público. Su imagen contaba con una iluminación autónoma mediante leds. La ”patrona celestial” de los viñedos protege siempre el laborioso espíritu de esta provincia, sus siembras, sus frutos.

LEÉR MÁS  Suspenden las clases en Potrerillos por el Zonda

La interpretación del Ave María de mano de la solista Griselda López Salva acompañada en el cello por la actual Reina de la Vendimia Wanda Kaliciñski, fue uno de los momentos de mayor silencio y emoción por parte de los presentes.

El cuadro folclórico musical Cosecha de Amores puso el acento en nuestra región vitivinícola y en historias de amor entre los surcos, mientras la viña y el parral aguardan su destino de bodegas.

Bendición

La Bendición de los Frutos propiamente dicha fue otro de los momentos sublimes. Mientras el nuevo Arzobispo de Mendoza, Monseñor Carlos María Frazini realizaba el correspondiente ritual, el locutor indicaba ”Cada fruto de esta Mendoza próspera es bendecido, en esta ceremonia multitudinaria. Así el Señor nos ofrece su mensaje de fe y esperanza”. La lectura de un párrafo del Evangelio, el canto de un salmo y las palabras del Arzobispo completaron el segmento estrictamente religioso de la ceremonia.

Golpe de reja

Con tres golpes en la reja del arado y en nombre de todos los mendocinos, el gobernador Francisco Pérez anunciaba un nuevo año de Vendimia. Fue acompañado por José Luis Reginato el presidente de la Federación Gaucha.

Tras esa acción se realizó el ”Brindis del vino nuevo” del que participaron el gobernador, la reina de la Vendimia 2012, Reginato y un grupo de gauchos.

Con el cuadro ”Abrazo a los cosecheros”la esencia de la mendocinidad se afirmó y le dio sentido al trabajo, a la superación de las adversidades y los sueños que sembraron los labriegos. ”La vendimia nace en las manos de los cosechadores.” Indicaba el locutor.

A continuación, ”Tiempo de cuecas” fue el homenaje al Nuevo Cancionero Cuyano, que cumplió ya 50 años y plasmó en canto y música nuestra identidad.

Bailarines acompañaron a la Virgen de la Carrodilla que transportada por un grupo de gauchos se retiró despedida con velas y pañuelos por parte del público.

”Dame la vida” fue el último de los temas interpretado por los 400 coreutas y la Filarmónica. Compuesta por Alejandro Scarpetta con letra de Gloria Bratschi, ofrece un mensaje esperanzador. ”Somos el camino de los que van andando. Juntamos nuestras manos hacia el futuro” interpretaron los niños y niñas en el mensaje final.

LEÉR MÁS  La Corte decidirá sobre Julieta Silva antes de fin de año

Los infaltables fuegos artificiales coronaron la celebración.

Por la inclusión

El mensaje de inclusión a las personas con discapacidad durante el acto de la Bendición de los Frutos estuvo presente. El escenario contó con una pantalla en la que dos interpretes del lenguaje de señas tradujeron los textos que se emitían desde el escenario y los programas también fueron impresos en lenguaje Braile.

Obras tradicionales y litúrgicas

Entre las obras musicales seleccionados para este ”Canto de amor para la cosechas se destacan: Obertura de Bienvenida, Virgen de la Carrodilla, Ave María, Vendimia de dos, Gloria, Aleluya, Brindis del Vino Nuevo, Tonada del Vendimiador, Vendimia de la Cueca, Gato de la Vendimia, Popurrí de cuecas y la canción final ”Dame la Vida”.

Coros, escenografía y coreografías

Pertenecientes a trece coros mendocinos, las voces de la Bendición fueron preparadas por el maestro Ricardo Portillo con arreglos corales e instrumentales del maestro Ricardo Mansilla Participaron: Coro Amicana, Coral Nuevas Voces, Coro Cantapueblo, Coro de la Ciudad de Mendoza, Coro de la Universidad del Aconcagua, Coro de Jóvenes de la UNCuyo, Coro del Club Mendoza de Regatas, Coradictos, Coro Ethos, Niños Cantores de Mendoza, Coro de Niños de la Municipalidad de la Ciudad de Mendoza, Coro de Niños Municipalidad de Guaymallén y Coro de Niños Uncuyo.

Las coreografías y expresión corporal fueron diseñados por la Prof. Cristina Castro, con el Ballet Bendición y Ballet Folklórico Guay – Pikanta. El marco escenográfico fue recreado por imágenes en pantallas led de alto vuelo artístico de la mano del cineasta Carlos Canale y el apoyo de utilería diseñado por Lorena Baldin.

Fueron responsables del la recepción del público además de las personas que habitualmente lo hacen en el Gobierno de Mendoza, 15 estudiantes avanzados de la carrera de Ceremonial y Protocolo de la Universidad del Aconcagua

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here