Durante el año 2015, y desde el 2010, la Provincia generó un enorme déficit que financió con el no pago a sus proveedores, con descubiertos en el Banco de la Nación Argentina (BNA) y con anticipos de coparticipación provenientes del Gobierno nacional. Como consecuencia de la situación, la actual gestión recibió un Estado completamente desfinanciado y con elevados compromisos a pagar en el corto plazo, incluidos los sueldos atrasados de los empleados estatales.

El ministro de Hacienda y Finanzas, Martín Kerchner, explicó esta tarde en conferencia de prensa que hasta el día de la fecha, su cartera “continúa en el proceso de consolidación de deuda para levantar la cesación de pago en la que se incurrió durante 2015”.

LEÉR MÁS  Una pelea entre jóvenes casi termina en balacera

El funcionario detalló: “El Estado se estaba financiando con los sueldos impagos de los trabajadores públicos. Existía una inmensa deuda flotante, de $4.965 millones, el 126% más grande que la que se tenía en diciembre de 2014. Nos encontramos, al momento de asumir, con una deuda muy concentrada para pagar entre 2016 y 2018. Nuestra estrategia fue aligerar esa carga, porque el vencimiento de capitales representaba casi un 10% del presupuesto total”.

La interrupción en la cadena de pagos había impactado duramente en la actividad económica de la Provincia, generando incertidumbre entre los proveedores, además de altísimos intereses por el atraso en las liquidaciones. Kerchner explicó que aún se trabaja en el proceso de regularización y consolidación de los compromisos que habían quedado impagos.

LEÉR MÁS  Balearon a un joven en Las Heras

Sin embargo dijo que “la buena noticia es que hoy Mendoza sólo tiene una deuda aproximada del 8.5% del Producto Bruto Geográfico. Esto implica que hoy nuestra economía puede hacer frente a ese nivel de deuda. Históricamente ese número estuvo alrededor del 13%”, detalló el Ministro, quien agregó que “en los primeros seis meses del año se pudo reducir la deuda flotante en un 65%”.

La cartera se ha ocupado de regularizar las obligaciones salariales pendientes y los anticipos de coparticipación a través de distintos instrumentos. Por ejemplo se consolidó el descubierto en cuenta corriente que ascendía a un rojo de $2200 millones con una operación a corto plazo con el BNA. También se está trabajando en la reducción de la deuda flotante con los proveedores y para ello se diseñó un programa de verificación de créditos y el posterior pago en efectivo y/o con bonos, lo que permitió que las empresas continuaran trabajando.

LEÉR MÁS  Alerta en el sur provincial por "la mosca de los frutos"

El Libro de la Deuda

El Ministerio de Hacienda y Finanzas puso a disposición de los mendocinos un archivo digital que les permitirá conocer la situación financiera de la Provincia.

Se trata del Libro de la Deuda preparado para que cualquier ciudadano, entienda o no de economía y finanzas, pueda seguir e interpretar el modo en el que Mendoza hace frente a sus compromisos y la dinámica de pago que emplea.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here