Jatun Songo: liberado

 

Jatun Songo significa ”gran corazón” en quechua. El Ministerio de Tierras y Ambiente lo liberó hoy en el Cordón del Plata luego de ser rehabilitado durante más de un año
Para los pueblos originarios el cóndor era el puente entre la tierra y el cielo. Un animal sagrado. Esta mañana, ese sentimiento se hizo carne en quienes participaron de la ceremonia de liberación de Jatun Sonqo, un cóndor macho adulto que fuera rehabilitado luego de ser hallado hace más de un año gravemente herido y que hoy volvió a volar el cielo de Mendoza.

El ministro de Tierras, Ambiente y Recursos Naturales, Guillermo Elizalde, se puso al frente del operativo de liberación que reunió en una misma emoción al personal de Recursos Naturales y Fauna quienes se encargaron de estabilizarlo cuando fue hallado casi muerto; a veterinarios, biólogos y voluntarios del Proyecto Conservación del Cóndor Andino (PCCA) que lo curaron y rehabilitaron durante un año; a guardaparques de Luján que serán los encargados de velar por su bienestar a partir de ahora y a la comunidad que se reunió a darle la bienvenida en el regreso a su tierra.

“Doy gracias a la vida por permitirme presenciar un momento como este en que un cóndor, que fue atacado por el hombre, maniatado y abandonado a su suerte, le ganó a la muerte gracias al esfuerzo y al amor que ha puesto toda este gente en curarlo”, dijo Elizalde al agradecer el compromiso de todo el personal de Mendoza y a quienes llegaron desde Buenos Aires donde está el centro de rehabilitación.

Jatun Sonqo significa, en quechua, gran corazón y fue bautizado con ese nombre por cómo luchó por vivir. Fue encontrado en agosto del 2013 en una ruta del sur de la Provincia en un estado lamentable, atado de ambas patas y muy deshidratado lo que hizo temer que no iba a poder sobrevivir al maltrato al que había sido sometido por quienes lo atraparon y lo dejaron luego abandonado.

LEÉR MÁS  Guaymallén: un camión recolector de basura se cayó a un pozo

El Ministerio de Tierras y Ambiente organizó el rescate junto a la Dirección de Recursos Naturales Renovables, la Escuela 22 de Gendarmería Nacional y a la Municipalidad de Malargüe. Una vez estabilizado fue derivado para su rehabilitación al Zoo de Buenos Aires, en el marco del Proyecto de Conservación del Cóndor Andino.

Los estudios sanitarios generados por el equipo técnico del Zoo de Buenos Aires revelaron deshidratación y condición corporal regular. Las lesiones en las patas fueron muy severas. Presentó constricciones (estrangulamientos) en ambos tarsos, con necrosis de piel, subcutáneo y planos musculares. Afortunadamente su condición fue mejorando, haciendo posible su completa rehabilitación.

Hugo Asensio, jefe de Fauna de la Provincia, explicó que para su liberación se escogió el Parque Provincial Cordón del Plata, de nuestra provincia, donde la especie presenta dormideros naturales.

Jatun Sonqo se suma así a los otros siete cóndores que ya fueron rescatados y liberados en nuestra provincia: Nebai, Aylin Lihuen, Sayanca, Malargüe y Américo.

Gisella Chapero y Mario Guardia, del Programa Binacional de Conservación Cóndor Andino, contaron que en la historia del proyecto ya se ha logrado reintroducir, con este último ejemplar, 145 cóndores en todo Sudamérica.

LEÉR MÁS  En una semana robaron 3 veces en un jardín de infantes de Guaymallén

Bienvenida huarpe

 

Una ceremonia ancestral, a cargo de guías espirituales de la Comunidad, coronó el retorno de Jatun Sonqo a su ambiente natural, para elevar una plegaria por la armónica convivencia con todas las formas de vida.

Mucha fue la gente que se reunió, en el mediodía de Vallecitos, a presenciar la vuelta de Jatun Sonqo a su tierra. Durante hora y media, en medio de un silencio ceremonial, todos los presentes encomendaron su espíritu al sol y agradecieron el hecho de presenciar algo sagrado.

Martín Azaguate, de la comunidad huarpe huentota, llevó adelante un sencillo ritual de agradecimiento a la naturaleza. “El cóndor es un animal sagrado y creemos que este momento ayuda a tomar conciencia de la importancia que tiene volver a la naturaleza”, dijo.

Azaguate pidió a los presentes que no permitieran que “el sistema” les haga mella en el espíritu. “Volver a las costumbres ancestrales y estar armonía con la naturaleza es necesario”, explicó a los medios presentes.

Toda esta enseñanza más la experiencia de los guardaparques, será volcada durante varias semanas en escuelas de Luján. Gracias a una fuerte campaña educativa y a intensas acciones de comunicación en medios, concretadas en toda el área de influencia, será posible llegar a miles de niños con un mensaje claro de conservación, haciéndolos partícipes de este gran evento.

Gran Corazón, el cóndor, surcó los cielos una y otra vez sobre la gente. Como saludando, tal vez agradeciendo los cuidados mientras otras dos aves de su especie se acercaban lentamente, en las alturas, para invitarlo a volar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here