Sin asumir la conciencia social, respecto a que el agua de los canales riegan los cultivos necesarios para la alimentación, un gran número de bañistas produjeron graves obstrucciones en cauces del sur mendocino.

Ante esta situación, la Subdelegación de Aguas del Río Diamante y tomeros de las zonas afectadas, en colaboración con personal del Ministerio de Seguridad, realizaron patrullas de trabajo que extrajeron gran y amplia variedad de elementos, del interior de los canales Pavez, Salas y Cerrito.

En total, se realizaron 75 viajes de camionetas con elementos que comprendían desde pallets a chapa laminadas, pasando por múltiple variedad de plástico y mampostería hasta ramas de árboles. Todos estos objetos fueron utilizados por los bañistas para detener la normal circulación del agua. Sin dudas las elevadas temperaturas y el gran número de personas en las inmediaciones de los canales (se estima en 30.000 la población aledaña a estos canales urbanos) generan un aumento de tareas no previstas que consumen recursos humanos y económicos en una época donde es necesaria la racionalidad del gasto.

LEÉR MÁS  Un hombre asesinó a su madre y a su hermano en San Martín

“Estos tapones producen altísimos riesgos en la infraestructura hídrica, erosionan los laterales del canal, ocasionan desbordes e inundaciones de las calles aledañas. A todo eso se suma las perdidas de los turnos de agua, que los regantes esperan para sus cultivos y que de no llegar a tiempo, puede ocasionar grandes perjuicios en la producción agrícola”, explicó Favio Chiacchio, subdelegado de Aguas del río Diamante.

Por su parte, José Luis Álvarez, superintendente General de Irrigación, enfatizó la necesidad de realizar un uso responsable del agua: “Enfrentamos el cuarto año consecutivo de emergencia hídrica, es indispensable que asumamos el desierto, porque esto nos va a permitir cuidar el oasis en que vivimos. Para hacer un uso eficiente del recurso hídrico y lograr que cada gota de agua llegue a su destino, debemos tomar conciencia de que los cauces transportan el agua de nuestra producción y por lo tanto debemos cuidarla y no contaminarla”, destacó José Luis Álvarez, superintendente General de Irrigación.

LEÉR MÁS  General Alvear: reunión con productores para informar sobre el Atuel

Camionetas repletas de elementos

Con colaboración policial, para evitar el maltrato al personal que realiza las tareas de monitoreo en los cauces, personal de Irrigación junto a tomeros de la zona, recorrieron durante todo el mes de diciembre la red hídrica y especialmente durante el fin de semana correspondiente a las fiestas de fin de año.

LEÉR MÁS  Un hombre fue baleado durante una pelea en Luján

Los resultados obtenidos en las recorridas, arrojaron un total de 75 camionetas repletas de diversos elementos, que durante todo diciembre de 2013, se cargaron con el material, que bañistas tiran a los canales. Sumado al habitual arrojo de residuos sólidos urbanos a los cauces, que continúa siendo una práctica que escapa a la conciencia ambiental que se solicita a toda la población sanrafaelina.

Las tareas emprendidas por personal de DGI, evitaron el desborde de canales y la pérdida consecuente de agua. Desde Irrigación, se solicita a visitantes y lugareños, respetar la normal circulación del agua y se recuerda que el agua es absolutamente necesaria para regar los cultivos. Obstruir los canales es delito.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here