La medida de fuerza anticipa a la otra que dispuso La Bancaria: un paro por 48 horas para el martes y miércoles próximos, tras el feriado del lunes 25 de mayo. La medida continúa en protesta por las negociaciones salariales que llevan adelante las cámaras del sector, en las que aún no se llega a un acuerdo.

A esta situación gremial se suma el gremio de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) que también anunció que un paro de actividades de 36 horas entre el jueves y el viernes próximo ante el fracaso de los diálogos pos nuevos niveles salariales, y el próximo 9 de junio se realizará un paro de transporte.

Por otra parte continúa el paro de los aceiteros que comenzó hace 17 días; reclaman un aumento del 48 por ciento. La medida de fuerza tiene un correlato en las góndolas de supermercados que están restringiendo la venta a dos envases por cliente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here