En el año 2003, y en las elecciones convocadas anticipadamente por el presidente provisional, senador Eduardo Duhalde, se impone por un margen muy exiguo la fórmula integrada por Carlos Menem y Juan Carlos Romero, que obtiene el 24.14% de los sufragios. En segundo lugar queda Néstor Kirchner, quien acompañado de Daniel Scioli obtendrá el 22.04%.

LEÉR MÁS  Una mujer murió en un accidente vial en San Martín

Seguro de su derrota en la segunda vuelta, Menem desistió de presentarse al balotaje, con lo que pretendió dejar sin legitimidad al nuevo presidente.

Sus cálculos fallaron por completo, pues Kirchner construyó su legitimidad mediante el ejercicio del gobierno según sus convicciones y no los deseos de los grandes grupos económicos que venían gobernando el país desde 1975.

LEÉR MÁS  Así quedaron los nuevos límites de Luján de Cuyo

De hecho, dos años después, en las elecciones legislativas de 2005, el Frente para la Victoria de Kirchner alcanzó el 45.1% de los votos contra los 17.2% de su inmediato seguidor, el Frente Justicialista.

Fuente: Télam

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here