Hablo el gobernador Cornejo en el foro anual de la Unión Industrial de Mendoza

El Gobernador dijo en el foro anual de la Unión Industrial de Mendoza que los dirigentes empresariales deben pedir a sus dirigentes políticos “honestidad intelectual” para que el desarrollo económico sea constante y genuino.
En el marco del cuarto foro anual de la Unión Industrial de Mendoza (UIM), que se realizó en el hotel Park Hyatt Mendoza, el Gobernador Alfredo Cornejo fue franco desde el atril de discursos al señalar los aspectos en los que aún hay que seguir trabajando en Mendoza, y también en aquellos en los que se han logrado verdaderos “avances de calidad” en estos casi cuatro años de gestión.

“Las provincias no tenemos grandes instrumentos de política económica y sufren las circunstancias macroeconómicas, aún si han tenido buenos instrumentos. El manejo del presupuesto no es un instrumento menor. Un presupuesto deficitario carga sobre el sector privado”, explicó el Gobernador en el primer tramo de su discurso.

Frente a la dirigencia empresarial de la provincia, Cornejo recordó que en los últimos tres años se aplicó casi 10 por ciento de la inversión pública a obras. “Eso es recuperar un instrumento de política económica que antes no estaba disponible para el Estado provincial”, señaló.

Recordó que esa herramienta para volcar más recursos a obras “no estaba en la gestión anterior, donde se tomaba deuda para gastos corrientes. Se tomaban decisiones muy negativas, como una paritaria estatal que da por encima de la recaudación”.

Una economía más sana

Avanzando en su exposición, Cornejo valoró que hay otras herramientas que hacen a construir una economía más sana, como reducir los juicios laborales. “Se han bajado un 50 por ciento los juicios laborales de un año para otro”, explicó.

LEÉR MÁS  El candidato a Intendente de Mendoza dijo vamos en busca de una gestión de desarrollo económico

“Es decir, no tenemos instrumentos de política económica, pero hemos construido institucionalidad para lograr una economía más sana”, resumió el Gobernador.

Economía diversa

El Gobernador fue muy puntual al señalar que “se habla de diversificar la economía en Mendoza y se menciona a las provincias vecinas, pero nuestra economía es mucho más diversa que la de Neuquén, San Luis y San Juan”.

Reconoció que Mendoza ha perdido competitividad debido a “malas administraciones del Estado y a los vaivenes de nuestra economía, que nos hace sufrir mucho más que a otras provincias, porque dependemos mucho de la economía nacional y del tipo de cambio”.

Sanidad fiscal

Dentro de las acciones positivas, dijo, frente a los empresarios locales, que se debe seguir en el camino de la “sanidad fiscal” y recordó que por primera vez se ha bajado tres años seguidos Ingresos Brutos, “y debemos seguir bajándolo porque es un impuesto muy distorsivo”.

Un capítulo importante fue la mención y el detalle de mecanismo de funcionamiento del Bono Fiscal, “que creó dos mil empleos en su primera edición y más de mil en la segunda”.

Más obra pública

Cornejo enfatizó el equilibrio presupuestario que ha permitido encarar obras en dimensiones antes no realizadas. Al respecto, dijo que ya en Mendoza “se están haciendo desde el IPV 3.500 casas por año”, y agregó que “aplicar bien la inversión pública es una muy buena herramienta económica”.

LEÉR MÁS  Habrá audiencia pública para tratar aumento de tarifas

Recordó que hoy los municipios están completamente financiados: “Cuando asumí, había siete meses de retraso en la coparticipación”.

Honestidad intelectual

“Entregaré el gobierno con menos deuda de lo que lo recibí y saneado en sus gastos corrientes. Con reformas institucionales que permiten el despegue de la economía mendocina”, sostuvo Corrnejo casi sobre el final de su intervención.

Agregó que “en un contexto de ocho años de recesión, hemos recuperado las finanzas provinciales y creado las condiciones para que el sector privado se desarrolle”.

Un párrafo conceptual importante del discurso estuvo dedicado por Cornejo a la necesidad de que los dirigentes políticos mantengan “honestidad intelectual”. Dijo puntalmente que “cuando los políticos dicen algo en privado y en público dicen otra cosa es, como mínimo, deshonestidad intelectual”.

Insistió en la idea al decir que “honestidad intelectual es lo que deben pedirles los dirigentes empresariales y gremiales a los políticos. Si se miente, no se puede convocar a la inversión”.

Recordó además que, por primera vez en democracia, un gobernador entregará la planta de personal del Estado con nueve mil empleados menos de los que tenía con anterioridad.

“Los desaciertos que tenga el Estado en materia de recurso humano los termina pagando el sector privado”, aseveró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here