Una vez más, la Municipalidad de Guaymallén recibió quejas por supuestos empleados municipales que venden bolsas de residuos a domicilio. Ante esta situación, las autoridades recordaron que son prácticas que no están permitidas para los empleados municipales y que se trata de personas que no están vinculadas al municipio.

Como ya lo hizo en otras oportunidades, el municipio recordó que ningún empleado municipal puede cobrar por un servicio prestado y que aquellas personas que sí trabajan en el municipio portan credenciales que acreditan su condición y que pueden ser exigidas por los vecinos.

LEÉR MÁS  Mató a su amigo de la infancia por accidente

Finalmente, desde la comuna se les solicita a los vecinos que estos casos sean denunciados en la dependencia policial más cercana al domicilio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here