En el Ministerio de Hacienda vuelven a raspar la alcancía en busca de recursos. Es que además de todos los pagos habituales les deben hacer frente fin de mes, como el pago de salarios de los estatales y contratados, en pocos días deberán pagar más de 350 millones de pesos de deuda.

Se trata de obligaciones de distinto origen que vencen todos durante la misma semana: letras del tesoro, bonos atados a la cotización del dólar y también un vencimiento del bono Mendoza 2018, que deben pagar en dólares. A ese combo el Gobierno debe hacerle frente con recursos propios y, si consigue, algún rescate. Igualmente desde el Poder Ejecutivo ya habían adelantado que los recursos estaban.

LEÉR MÁS  Alvear: Jugador patea en la cabeza a su rival mientras estaba en el piso. Imágenes fuerte

En total la provincia deberá pagar 355.552.087 pesos entre hoy y el 3 de septiembre. El único alivio es que no habrá que pagar la cuota de deuda con la Nación, que volvió a ser refinanciada.

Hoy la provincia debe cancelar letras del tesoro por 129 millones de pesos. Se trata de un endeudamiento “corto” que debe cancelarse antes de fin de año. Hasta ahora el Gobierno ha ido renovando cada dos meses o incluso cada un mes las letras. Pero también hoy vencen otras letras, por algo más de 10 millones de pesos.

LEÉR MÁS  Dos mujeres golpeadas en Malargüe

Otro de los pagos grandes que debe hacer la Provincia es el noveno servicio de renta de una serie de “Bonos dólar linked”. Esos títulos se pagan en pesos, pero a valor dólar. En total 10,8 millones de dólares a “rescatar”. Por eso el Estado deberá desembolsar más de 100 millones de pesos el próximo 28 de agosto.

Pero el pago más abultado ocurrirá el 3 de septiembre. Ese día vence una cuota del bono Mendoza 2018, por el cual se deben depositar más de 12 millones de dólares en el Bank of New York. Se trata del Bono Aconcagua que fue renegociado en la época de Cobos y vence en el 2018.

LEÉR MÁS  Luján de Cuyo prohibió la venta de pirotecnia en todo el Departamento

El gobernador Francisco Pérez ha buscado, junto a su equipo económico, alternativas financieras para llegar a fin de año. Como está cerca del límite de su mandato, tiene algunas restricciones para endeudarse, impuestas por la ley de responsabilidad fiscal. Por eso su sucesor Alfredo Cornejo también analiza alternativas.

Una de las ideas es que sea el Banco Nación quien “rescate” a la Provincia, aprovechando que debe renegociarse el convenio de agente financiero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here