Cuando se allanó la propiedad se secuestró un revólver calibre 22, dinero en efectivo, elementos para pesar la droga y teléfonos celulares.
El detenido,que vivía con su pareja en esa casa ubicada entre calles 9 de Julio y Alpatacal, ”cortaba” la droga en uno de los dormitorios y luego hacía una completo servicio de delivery.
Los detectives comprobaron que el hombre, que recientemente fue papá, tenía un aceitado circuito de comercialización y hasta secaba las ramas de canabis que cortaba de las plantas ubicadas en el patio de la casa.
El deportista había sido detenido en 2013 por la portación sin permiso de un arma de fuego y algunos gramos de estupefacientes para consumo personal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here