La semana pasada según datos publicados por Agencia Télam se dio a conocer que se amplió el mercado de la venta de ropa usada, este año creció un 30%. Este porcentaje surge de las estadísticas que manejan los comerciantes del rubro respecto a diciembre 2015, y se estima que este seguirá en crecimiento.

Este informe además de instalar el debate presenta enunciados que han generado cierta disconformidad, ya que deja entrever que el aumento no se debe a la situación económica del país, sino que es debido a que ”hay gente que le resulta copado vender su ropa y hasta se siente cool al poner sus prendas a la venta”, según la opinión de las fuentes consultadas por la agencia. En cuanto a la clientela uno de los consultados declaró ”Las clientes acceden a prendas de marcas, que tienen muy poco uso a un precio significativamente menor al que podría costar en un comercio”.

Como consecuencia de esto es que LUJAN365 dialogó con mujeres emprendedoras del departamento que ante la fuerte crisis laboral en sus hogares decidieron, juntas, iniciar en distintos puntos del departamento ferias americanas. Sin lugar a dudas, las clásicas y tradicionales ferias americanas, han arribado luego de muchos años a Luján de cuyo. Pero no es por cuestiones de “moda” ni por ser “cool” sino por necesidad. La economía de estas personas las ha empujado a tener que optar con este mecanismo. Sostienen que “sólo queremos vender para llevar plata a nuestras casas, somos desempleadas, no hacemos mal a nadie”.

Además, se organizan para que cada día una pueda llevarse una canasta de alimentos por que todas aportan un poquito. “Además nos ayudamos entre todas, la otra vez juntamos cosas para dos cajas, dos chicas pudieron llevar a sus casas alimentos”, afirmó una de las feriantes. 

Por el clima los últimos días sus encuentros se han visto resentidos, pero no sólo las lluvias han sido un problema. Los inspectores municipales han dificultado que estas mujeres se puedan reunir. Al respecto contaron a LUJAN365  “no molestamos a nadie, hacemos esto porque no tenemos otra opción, varias veces hemos solicitado a la municipalidad que nos permita trabajar, pero nos ponen trabas”.  

Visitando los distintos puntos de encuentro se puede observar que no solo se ponen a la venta ropa usada a un precio totalmente accesible sino también todo eso que en las casas ya no se usa o distintas alternativas, artesanías, tejidos y todo lo que la creatividad (impulsada por la necesidad) permite encontrar un nuevo ingreso de capital a los hogares.

La realidad social ha impulsado a que en las calles de Luján se realicen ferias americanas, y “ventas de garaje” demostrando que por ahí esto no es una moda o algo solo surge para vender y comprar ropas de primera marca con poco uso.

LEÉR MÁS  Madres de un colegio mendocino denunciaron tráfico de fotos de sus hijas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here