El cese de actividades será durante toda la jornada y restringirá la atención al público.

Desde la Asociación Bancaria no descartan la posibilidad de que en noviembre pueda haber un nuevo paro por 48 horas.

El paro sería para reclamarle al Gobierno la suba del mínimo imponible del impuesto a las Ganancias y también para pedirle a los bancos, ”con una rentabilidad extraordinaria”, el pago de ”una compensación”, entre otras reivindicaciones.

LEÉR MÁS  Riña en Tunuyán: un herido de bala en una plaza

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here