El Gobierno avanza con la idea de controlar el cumplimiento horario de los empleados públicos. Ahora los trabajadores de la Salud deberán marcar ”presente” a través de controles biométricos, en hospitales, centros de salud y otras dependencias.

La medida se suma a la que implementará la DGE que, como anticipó DiarioVox, se aplicaría a docentes y alumnos del nivel medio.

El ministro de Salud Rubén Giacchi estableció la obligatoriedad de ese sistema a través de una resolución. El cumplimiento horario es obligatorio para todos los empleados, incluidos quienes factura.

”Constitúyase la marcación horaria, con carácter obligatorio de los Empleados de Planta Permanente, Locadores y/ o prestadores y/o Residentes y/u otras formas de contratación en Reparticiones Centralizadas y Descentralizadas”, dice la resolución. ”La marcación horaria deberá realizarse a través de sistemas biométricos (tecnología digital y/o de manos y/o de rostros).

Los empleados, locadores de servicios, prestadores, deberán obligatoriamente registrar sus huellas digitales, o manos, rostros, según se trate, para conformar los archivos identificatorios pertinentes”, establece la normativa.

Los datos que queden registrados cada día serán tomados en cuenta para liquidar los sueldos. Es decir: se efectuarán los descuentos y pagos correspondientes según el cumplimiento que quede marcado en el sistema de control biométrico. Solo estarán exceptuados de ese sistema los centros de salud y postas sanitarias que por falta de infraestructura no puedan aplicarlo. En esos casos se firmarán planillas.

También regularon a través de la resolución la ”devolución” de horas adeudadas. En ese sentido, sólo se permitirán en casos excepcionales. ”Las devoluciones de horas por recargos solo serán procedentes, si responden a cuestiones laborales programadas y/o a situaciones especiales ante necesidades emergentes”, dice a norma.

Fuente: Vox

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here