Si bien las negociaciones salariales del gobierno nacional con la CTERA -Entidad gremial que afilia sindicatos docentes de todas las provincias- fueron convocadas para ayer en Buenos Aires por el ministro del Interior Rogelio Frigerio, desde el gobierno de Mendoza consideraron casi imposible que se pueda dar inicio a las paritarias antes de fin de año.

Ante la expectativa de los trabajadores de la educación por haber sido el 2015 un año electoral, el radicalismo ya había adelantado que durante su entrada al poder los números que manejarían en las negociaciones paritarias no podrían estar ni cercanos siquiera a los del periodo de Paco Pérez.

Fue el mismo Enrique Vaquié, “el hombre” de Cornejo,  quien aseguro días atrás que los sindicatos conocen bien la situación y además saben que los aumentos autorizados no se podrían pagar.

En otro disparo a la gestión anterior remarcó que la situación de la provincia es crítica y será inevitable que los trabajadores no sientan el efecto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here