El Ministerio de Energía intensificó un cuidadoso procedimiento de inspecciones en zonas rurales de Mendoza, con un equipo de trabajo altamente capacitado con la finalidad de verificar el estado en que se encuentran las perforaciones acuíferas que riegan superficies cultivadas y que son subsidiadas por la Provincia por un monto cercano a los $15 millones.

“La capacidad productiva de áreas cultivadas de Mendoza dependen de la eficiencia del programa Riego Agrícola” aseguró al respecto el titular de la cartera de Energía, Marcos Zandomeni y señaló que “tiene mucha importancia seguir de cerca estos procesos in situ, para tener un panorama más claro de cómo se está utilizando el agua de las napas, es decir, uso adecuado de lo que se extrae y si es correcto el consumo de energía eléctrica que esto genera”.

En este marco, el Gobierno de Mendoza lleva adelante políticas para el uso eficiente del recurso hídrico y energético sobre el sector productivo agropecuario, con la finalidad de obtener mayor efectividad en la explotación de pozos acuíferos, la optimización de sistemas de bombeo para la extracción de agua a superficie, el uso responsable del agua para regar cultivos y tipos de suelos y por último, la asignación de subsidios para el productor agrícola, que le permita mitigar los gastos sobre el consumo eléctrico por proceso de bombeo.

LEÉR MÁS  Una mujer caminaba a la vera de la ruta y murió atropellada por un camión

“La mayor concentración de estos pozos de agua en fincas, se hallan en zonas rurales del Este mendocino con casi 4.300 acuíferos, que representan un 45% de la totalidad existente en Mendoza y que alcanzan un consumo por suministros de más de 305.000 KW anuales”, explicó el Ministro.

En la provincia existe un registro de empadronados que operan con este tipo de mecanismo, denominado Padrón de Riego Agrícola (DRA), que mediante el Departamento de Riego Agrícola, perteneciente a la Dirección General de Servicios Públicos, del Ministerio de Energía, se realizan todas las inspecciones y análisis correspondientes al control y mantenimiento de los 9.640 acuíferos existentes al 2015, en todo el territorio provincial, que se encuentran subsidiados por el Gobierno de Mendoza por un monto total que alcanza los $14.660.961 millones.

LEÉR MÁS  Vuelco fatal en Alvear: una joven de 21 años fallecida

“En Mendoza alrededor de 84.628 hectáreas se irrigan sólo mediante este recurso subterráneo, y 70.688 hectáreas lo hace a través del derecho a agua superficial, además de contar con pozos en las distintas parcelas para reforzar el proceso de riego”, indicó Zandomeni.

La labor en zonas rurales de Mendoza se torna difícil en gran medida, por el esfuerzo que a diario se realiza para mantener, en algunos casos, las hectáreas cultivadas debidamente regadas y así evitar pérdidas significativas en la producción agrícola.

LEÉR MÁS  Cayó un avión en Rivadavia

En cuanto al sur de Mendoza, Zandomeni contó que “en la cuenca sur, se riegan aproximadamente 78.200 hectáreas con agua superficial, de las cuales unas 14.200 hectáreas se encuentran compensadas con agua subterránea. Además, se suman unas 1.640 hectáreas regadas exclusivamente con agua subterránea”. Esto significa que el 80% de la superficie se riega sólo con agua superficial, proveniente de alguno de los dos ríos del sur, el 2% con agua subterránea y en el 18% restante se hace un uso conjunto.

Mendoza es la provincia con mayor superficie irrigada del país que representa el 25% del total nacional. El desarrollo económico de la región se debe esencialmente al aprovechamiento integral del recurso hídrico en áreas bien delimitadas geográficamente (como los oasis) a través de organismos provinciales de tipo de usuarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here