En agosto finaliza la corta anual de agua en Mendoza

El lunes, 18 de agosto, finalizó el periodo de corta en la cuenca del río Mendoza. A las 6 de la mañana desde Potrerillos se erogaron aproximadamente 35 m3/segundo, de los cuales llegarán al dique Cipolletti unos 26.5 m3/segundo que están destinados al riego agrícola y 7 m3/segundo al abastecimiento poblacional; la diferencia entre los caudales se debe a pérdidas por infiltración en el trayecto “Potrerillos – Cipolletti”.

El turnado de riego comenzó en el canal Cacique Guaymallén y sus canales derivados, dada esta programación, el canal que atraviesa el Gran Mendoza, estará dotado durante 4 días y luego el agua pasará al Canal San Martín.

El regreso del agua a los cauces mendocinos comenzó el 21 de julio para la cuenca del río Tunuyán Inferior; el 28 de julio para el Tunuyán Superior, el 5 de agosto para el río Diamante, el 18 de agosto para el río Mendoza y Malargüe y finaliza el 26 de agosto en la cuenca del río Atuel.

Durante este período se invirtieron $ 110 millones en todo el sistema hídrico mendocino. Se destacaron las obras de construcción e impermeabilización de nuevos tramos, la aplicación de tecnología a la medición de caudales, el entubado de canales, el uso de nuevas técnicas constructivas y la participación de las inspecciones de cauce en la ejecución de obras por su propia cuenta.

LEÉR MÁS  San Martín: polémica por una escombrera junto al río Mendoza

También se realizaron tareas de mantenimiento de las estructuras fijas y electromecánicas de los distintos diques; y la limpieza de cupos, que implica el libre escurrimiento del agua hacia las fincas.

El DGI durante la mañana del lunes además de dotar a la cuenca del río Mendoza, realizó pruebas hidráulicas en sus compuertas y acompañó la llegada del agua con un parapente a motor que sobrevoló el Cipolletti y parte de la cuenca. Este vuelo hizo visible el momento exacto en el cual el agua volvió al sistema y quedó en condiciones para la nueva temporada agrícola.

En este sentido, el titular de Irrigación, José Luis Álvarez, puso en valor el trabajo que se ha realizado en el contexto de crisis hídrica que transita Mendoza, y explicó que “se han invertido importantes recursos presupuestarios y humanos para la puesta apunto del sistema hídrico”. Además, agregó, que durante el período de corta junto a las obras en infraestructura “se ha comenzado a implementar un sistema de medición de caudales, el cual se caracteriza por la aplicación de tecnología en distintos puntos de la red”, lo cual permitirá tener información en tiempo real sobre el volumen de agua que recorre los 11 mil kilómetros de canales primarios y secundarios. Con esta modalidad, se pretende mejorar la distribución del agua para dotar de mayor eficiencia al riego.

LEÉR MÁS  Luján dará un bono a sus empleados

Vuelve el agua y el sistema de turnados

Con el regreso del agua a los canales de Mendoza, comienza también a regir el sistema de turnados, el cual consiste en la asignación de un tiempo y un caudal determinado en las cabeceras de los canales. Este turnado se define desde las áreas técnicas de las distintas subdelegaciones y se consensúa con todos los regantes de la Provincia.

Para el caso de la cuenca del río Mendoza, este sistema, implica definir una metodología de trabajo para regar aproximadamente a unas 63400 ha.

Fuente: Prensa de la Gobernación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here