Esta ayuda pasaría a $ 4.900, por hectárea, destinado a labores culturales de los productores que se encuentren en emergencia agropecuaria o en vides dañadas por plagas o enfermedades causadas por lluvias, que disminuyan al menos en un 50 % la producción.
 
“Este año nos vemos en la imperiosa necesidad de solicitar este fondo debido a la baja rentabilidad que está atravesando el sector, a los grandes aumentos que pesan sobre el campo y las diferentes contingencias climáticas que los han afectado, acentuado al mal o nulo funcionamiento de la lucha antigranizo en los últimos meses”, señaló Majstruk.
 
“Las constantes condiciones adversas, perjudican la calidad y cantidad en la producción, generando grandes pérdidas que afectan a las economías regionales, y a la comunidad en su conjunto, ya que la agricultura es una de las actividades más importantes de la provincia. Es por esto que el Estado debe estar presente ante estas situaciones, buscando garantizar el sustento de esta actividad”, añadió.
 
Para dar cumplimiento a la iniciativa, el legislador propone que  se “utilicen los fondos establecidos en la Ley 8694, mayor recaudación impositiva y/o recursos provenientes de la Ley de Emergencia Agropecuaria vigente y/o Aportes del Tesoro Nacional No Reintegrables.

LEÉR MÁS  Alerta en el sur provincial por "la mosca de los frutos"

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here