-Primero, somos dos personas distintas. Omar ha tenido impronta espectacular. Él encontró un municipio destruido. Creo que lo que le dio es lo que permitió ganar: un perfil de municipio muy diferente. Le costó mucho porque tuvo que encarar actividades donde la municipalidad estaba prácticamente parada. No había forma de hacerlo funcionar. Y lo puso en marcha.

Cuando uno tiene un proyecto político eficiente, es más fácil presentarse ante la sociedad y conformar el compromiso del voto. Omar nos marcó el camino de que se podía hacer. Y nosotros logramos tomar un equipo de recurso humano ya conformado, dinamizarlo, renovarlo. Hicimos renovación porque hubo mucho semillero.

-Pero han tenido cambios en el equipo. Han tenido gabinetes distintos, funcionarios que ya no están…

-Esto es como un equipo de fútbol. Se empieza a trabajar con los más jóvenes buscando que alguna manera abracen no solamente la política, sino el compromiso de la vocación pública, las ganas de participar de un proyecto y el sacrificio que esto implica. A mí me tocó cosechar esos frutos de lo que se había sembrado y seguir trabajando. Creo que la clave está en los recursos humanos.

-¿Algunos se aburguesaron? Digo, por los que han ido quedándose en el camino

-No es por un hecho de tirar a nadie por la ventana. Todas las personas pueden aportar algo, el tema es que en algunos frentes de trabajo te agotas, te cansas. Realmente, en ese sentido es donde se pierde. Cuando vivís permanentemente en el estrés de la fricción con sectores complicados o vulnerables, tenés que ir cambiándolo porque la persona está que no tiene sábados, domingos, que les caen a la casa, que tienen que resolver problemas permanentemente. Por eso tenemos que mandarlos a una posición donde también pueda prestar una utilidad a la comunidad, y cuando ya no da más o no se adapta, bueno, un tiempo afuera del gobierno no le viene mal a nadie. Nosotros estamos convencidos de eso, para algunas personas con las que nosotros seguimos manteniendo el vínculo político porque son parte de nuestro equipo, más allá de que no estén ahora en la gestión pública. Esto es normal y positivo

-¿Y vienen nuevos empujando?

-Aquel que viene en la estructura queriendo ocupar un lugar de mayor responsabilidad, va a tener la oportunidad, en la medida en que algunos se vayan corriendo porque, además, sucede que hay quienes te llaman y dicen: “no doy más”. Y les tengo que decir que esperen porque todavía no está lista la persona que lo puede reemplazar. Entonces, tenés que esperar, tres o cuatro meses. En diciembre vamos a dar novedades.

-El Concejo Deliberante cambia porque ahora hay seis y seis, entre oficialistas y opositores. Hay paridad

-Sí, es una situación de paridad, también en la elección de las autoridades. Pero hemos estado o mejor dicho, Omar estuvo en minoría varios años. Pero creo que esta elección le ha dado una lección no solamente al que gana. Y creo que en ese sentido, cuando el gobierno tiene una actitud propositiva, cosa que creemos que hemos tenido y por eso hemos recibido un buen mensaje de la población, la oposición tendrá que evaluar aquellos casos cuando no actúa con una posición constructiva. Cuando es solamente poner palos en la rueda o criticar, yo creo que hay situaciones que todos debemos evaluar.

-Para mí no todo el mensaje de las elecciones es bueno: en algunos lugares tenemos que ajustar porque se territorializa la lectura y vemos dónde mejoramos y dónde aflojamos. Si la oposición porque tenga la misma cantidad de concejales que nosotros, hay que pensar que tampoco nosotros hemos hecho votar locuras en el Concejo Deliberante, hemos sido cautos y respetuosos también de la minoría.

-Ganaron en distritos donde antes perdían, como Real del Padre, Villa Atuel; incluso en sectores de la ciudad que les eran adversos, como el 107 y el 107 C de la ciudad cabecera

-No llegamos a los 50 mil votos en el 2011, aun cuando ganamos con una diferencia muy grande; aumentamos en el 2013, y esta vez ganamos por 58 mil votos. De alguna manera vamos consolidando el esquema político a partir de la gestión pública

-¿En el 2019, qué van a hacer? ¿Van a seguir en este territorio o van por la provincia?

-Hoy no quiero hacer una evaluación. Recién acabamos de ganar una elección. Yo creo que la población pide que uno trabaje.

-Cuál es tu desafío para estos próximos cuatro años

-Es un desafío y una responsabilidad inmensa. Una renovación de un crédito que no puedo malgastar porque es la población el que me lo dio. Tengo que hacer honor a eso y responderle a una sociedad que demanda y mucho. Tenemos que hacer un gran esfuerzo en conformarla porque en algunos casos nos dice que está contenta con lo hecho pero en otros casos porque tienen fe de que vamos a hacer lo que están esperando. De alguna manera, en la gestión pública uno va teniendo algunas angustias que es no poder cumplir con todo lo que te demandan, pero hay que construir las herramientas para que eso se pueda completar en el mediano plazo.

Fuente: SA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here