La Audiencia Pública convocada para este Jueves 28 de diciembre en Malargüe en la que se discutirá sobre el método de fractura hidráulica (fracking) para la extracción no convencional de petróleo en nuestra Provincia abre el debate nuevamente sobre la matriz productiva y el uso del agua.

A la audiencia asistirán integrantes de diversas Cámaras nucleadas en la UIM, como Asinmet, Camem, Aderpe y la Cámara de Comercio, Industria y Agricultura de San Rafael,, quienes participarán activamente de la Audiencia.

A través de un comunicado, la UIM compartió su postura frente al debate: “Desde el sector industrial, consideramos que la Provincia tiene la posibilidad de incrementar su potencial productivo y económico a partir de fortalecer la industria del petróleo, que es a su vez generadora de empleo y de nuevas empresas, muchas de ellas Pymes. Y lo más importante, es que estos nuevos procedimientos, cuentan con estándares de calidad internacional y el estricto control del Estado que nos aseguran el cuidado del medio ambiente”, indicaron.

LEÉR MÁS  Una mendocina seduce a hombres casados por Facebook y luego los extorsiona

En defensa de esa posición, la UIM argumentó que el método de fractura hidráulica es “nada más, ni nada menos, que la posibilidad de reindustrializar nuestra provincia”.

Además, señalaron que “durante años la actividad petrolera ha constituido la base del desarrollo y progreso de Mendoza” y recordaron que “hoy representa casi el 20% de la economía provincial, con una participación por arriba de la actividad industrial o agropecuaria”.

LEÉR MÁS  Las Heras contará con cancha deportiva de alto rendimiento

Por otra parte, la UIM destacó que la actividad petrolera abarca 11.000 puestos de trabajo directos con remuneraciones por encima de la media provincial. “En este sentido Mendoza no sólo es conocida por su capital geológico sino también por su capital humano, destacado por su capacidad técnica y operatividad”, apuntaron.

Sin embargo desde las organizaciones ambientales siguen alertando sobre esta modalidad de extracción de  petróleo no convencional y el uso del agua que implica. La preocupación está sobre todo en Alvear donde existe ya una ordenanza departamental que prohíbe el Fracking. Pero si se aprueba en Malargue esta actividad para toda la provincia se verá seriamente afectado el caudal del Río Atuel que recibirá un nuevo embate en su noveno año de crisis hídrica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here