El reconocimiento a José Scacco y su legado

El mes próximo, el Espacio Contemporáneo de Arte reabrirá sus puertas y el maestro Scacco tendrá una sala con su nombre.
Desde la Secretaría de Cultura se rendirá homenaje a numerosos artistas plásticos que, desde su actividad, revolucionaron la escena local y posicionaron a la provincia en el orden de la creación artística.

Desde el 22 de noviembre, el ECA llevará el nombre de Eliana Molinelli, pero, a su vez, cada sala del edificio rendirá homenaje a doce referentes, Luis Quesada, José Scacco, Marcelo Santangelo, Roberto Azzoni, Orlando Pardo, Sara Rosales, Selva Vega, Ángel Gil, José Bermúdez, Antonio Sarelli, Raúl Castromán y Dardo Retamozza.

José Pepe Sacacco es recordado por la comunidad artística como integrante de una generación que irrumpió con fuerza en las artes plásticas mendocinas, en la que coincidieron referentes como Antonio Sarelli, Sara Rosales, Alfredo Ceverino y Ángel Gil, entre otros.

LEÉR MÁS  Propuestas Mendocinas para el feriado largo

Su pasión por los paisajes mendocinos y la exquisita técnica, sumada a su trayectoria como docente y su legado artístico, le permitieron trascender en el tiempo y convertirse en uno de los artistas emblemáticos de Mendoza.

Nació en 1930, en Maipú, pero fue en el departamento de Las Heras donde transcurrió la mayor parte de su vida. Después de algunas incursiones en el dibujo técnico, ingresó a la Escuela Provincial de Bellas Artes, donde se recibió en 1970. De esa etapa, siempre recordó a profesores como el arquitecto Puig, Laura Picchetto y Hernán Abal, además de quien fue su ilustre director, el poeta Jorge Enrique Ramponi.

Fue docente, por más de 30 años, en la Escuela de Bellas Artes, y con los años se convirtió en regente de esa institución.

LEÉR MÁS  Actividad física al aire libre, todo el año en el Parque General San Martín

En 1978, realizó su primera exposición individual, en la galería Zoireff (Mendoza) y, en 1982, inició una serie de presentaciones en Buenos Aires, en galerías y espacios institucionales. Entre algunas de sus exposiciones, son recordadas las de 1991, en el Museo Emiliano Guiñazú-Casa de Fader; en 2005, en el Espacio Contemporáneo de Arte y, en 2010, también en el Museo Emiliano Guiñazú-Casa de Fader.

Travesía infinita fue su última exposición, que tuvo lugar en 2016, en la Nave Cultural. Luego de ella, Pepe, como lo llamaban sus amigos, no volvería a pintar, aunque su legado ya estaba escrito y ocupa una importante página en la historia de la plástica mendocina. Falleció el 16 de abril de 2017.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here