Desde un primer momento el titular de la cartera, Guillermo Elizalde, instruyó a su equipo de asistir al lugar para conocer de primera fuente la situación y proveer todos los suministros necesarios para resolverla.

Actualmente están trabajando 30 brigadistas de Defensa Civil más unas 40 personas entre productores, puesteros y peones de las tierras. Además el Plan Provincial de Manejo del Fuego afectó 3 camiones bomba (adquiridos para estas situaciones) y el avión de observación. A lo que se suma el avión de la Nación, dispuesto para tal fin, lo que ha permitido planificar el trabajo de los brigadistas en el terreno.

Hasta el momento el fuego afectó 250.000 hectáreas que corresponden a 14 campos y solo 2 cabezas de ganado se han visto sin vida. En tanto la población de la zona y sus viviendas no han sido perjudicadas.

El viernes en la madrugada comenzó el fuego, probablemente por una tormenta eléctrica que se presentó en la zona de Cochicó, a 90 Km. de Carmensa; las llamas fueron esparciéndose hacia el norte y luego al este. La situación se agravó el sábado cuando ingresó una columna de fuego desde la Pampa.

Los funcionarios del Ministerio de Tierras, Ambiente y Recursos Naturales indicaron que las llamas alcanzaron los 2 metros y que están siendo contenidas a través del sistema contrafuego que consiste en la realización de más fuego en zonas controladas para que cuando el fuego llegue a la zona ya no tenga forma de avanzar.

Respecto del avión (Cessna 337 Skymaster) para observación que envió el Plan Nacional de Manejo del Fuego, está en General Alvear desde mediados de diciembre y permanecerá de guardia tres meses.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here