Desde este sábado quince profesionales dejaron de prestar servicios en áreas como terapia intensiva, pediatría y guardia. La medida es en reclamo de mejoras laborales.

El Hospital Regional de Malargüe concentra casi toda la atención médica en el departamento y representa el principal centro de referencia en salud para los malargüinos ya que el hospital más próximo se ubica a poco más de 200 kilómetros. Por eso cobra importancia la decisión adoptada este sábado por un grupo de quince médicos que dejaron de prestar servicio en distintas áreas críticas como terapia intensiva, pediatría y guardia en reclamo de mejoras laborales.

El foco del problema gira en torno a la inexistencia de cargos y las condiciones laborales precarias en la que trabajan los médicos. El reclamo fue canalizado por Ampros que el pasado lunes realizó una presentación formal en la Subsecretaría de Trabajo, aunque fuentes del Ministerio de Salud dijeron a Diario Vox que la negociación para destrabar el conflicto se está llevando en forma directa con los profesionales.

LEÉR MÁS  Dos mujeres golpeadas en Malargüe

Según Claudia Iturbe, secretaria gremial de Ampros, trabajar por prestación significa que el profesional ni siquiera tiene un contrato firmado como tampoco aportes jubilatorios ni obra social. “La informalidad es tal que el Estado le puede decir a los médicos que no vengan más a trabajar o darse la situación inversa de que un profesional decida de un día para otro no trabajar más y dejar a muchas personas sin atención”, explicó.

Desde Salud indicaron que entre los que médicos que reclaman se encuentran profesionales que cobran entre 70 y 80 mil pesos, y que no quieren que se les pase al bono los ingresos que ganan por las prestaciones sino que piden un aumento del 30% sobre el valor de la prestación que en Malargüe es de $8000.

LEÉR MÁS  Otro colectivo accidentado en San Rafael sin habilitación

Al respecto Iturbe señaló: “Claro que sabemos que hay algunos médicos que cobran una fortuna con las prestaciones, por eso justamente decimos que tienen que desaparecer y los profesionales deben contar con una relación laboral formal con el Estado”.

“También es cierto que hay médicos que tienen su cargo de planta en el hospital de San Rafael, pero a los que no se les ha dado la mayor dedicación porque la ley dice que todo trabajador que trabaje más de 24 y hasta 55 tiene que tener la mayor dedicación”, agregó.

Para la secretaria gremial, la dificultad para poder regularizar las condiciones laborales de los profesionales de la salud es porque el gobierno no renueva los cargos que se generan por jubilaciones. “No hay presupuesto para pagar nuevos cargos porque todos los cargos de los agentes de salud que se jubilan se los lleva el Ministerio de Hacienda y no los repone en ningún lado”, consideró.

LEÉR MÁS  Le reconstruyen el rostro a un nene mordido por un rottweiler

Además alertó que la problemática que atraviesa por estos días al Hospital de Malargüe es una situación que podría repetirse en todos los departamentos y como ejemplo dijo que en las guardias pediátricas del Hospital Notti más del 90% de los médicos trabajan por prestaciones.

“Esta es la manera más rápida que tiene el Estado de salir de las emergencias, pero de este modo termina pagando de más, no asegura la prestación a los ciudadanos ni garantiza estabilidad de los trabajadores de la salud”, cerró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here