El Este provincial es el lugar donde más se siente la ola de calor

Según el Servicio Meteorológico Nacional, San Martín registró durante los últimos seis días las temperaturas más elevadas.

El calor no cede en Mendoza y caminar al aire libre o estar en el interior sin ventilador o aire acondicionado resulta insoportable. A ello se suma la dificultad de dormir por las noches y la constante necesidad de refrescarse.

Sin embargo no todos los puntos de la provincia registran los mismos niveles de temperaturas, por lo tanto los mendocinos padecen en diferentes medidas los picos del termómetro. En esta última semana los que se llevan la peor parte son los vecinos de Este provincial, ya que allí –de acuerdo a las fuentes consultadas– se registraron las temperaturas más altas durante la última semana. De hecho, San Martín se ubicó entre las ciudades más “calientes” del país, superada por San Juan y algunas otras urbes del norte argentino.

Según información del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) San Martín fue la ciudad con mayores temperaturas durante los últimos seis días, tomando como referencia las seis estacionas meteorológicas de la provincia. Desde el miércoles 23 hasta el lunes 28 (fecha que se tomó como referencia) presentó un promedio de máximas de 37°C, con picos de 38,7°C.

En segundo lugar se ubicó en Gran Mendoza, con un promedio de máximas de 35,75°C, seguido de cerca por San Rafael con 35,1°C.

De todas formas el verdadero “horno nacional” se encendió en San Juan, con un promedio de máximas en ese período de 39,4°C y picos de 42°C. Los números de la Dirección de Agricultura y Contingencias Climáticas (que cuenta con 16 estaciones meteorológicas) también ubican al Este provincial como el más caluroso. De hecho El Marcado y Las Catitas, en Santa Rosa, fueron las que registraron las máximas más altas durante los últimos 6 días con 42° el pasado viernes 25, seguido por Bowen en General Alvear con 41,7° y Los Campamentos de Rivadavia, que llegó a 41.1°.

Ola de calor
Desde el SMN, la meteoróloga Cindy Fernández informó que San Martín lleva siete días con ola de calor, a diferencia de la Capital, donde todavía no se declaraba. “Para que sea ola de calor, por definición se tienen que registrar durante al menos tres días consecutivos ciertos valores de temperatura que depende de los umbrales de cada localidad”, explicó la experta. Remarcó además que la Capital de la provincia llevaba hasta ayer a la mañana dos días dentro de estos parámetros y que de cumplirse lo pronosticado para la tarde podría considerarse dentro de la ola de calor.

Aún con temperaturas más bajas, Malargüe también presentaba una ola de calor, pero en su caso de seis días. “No quiere decir necesariamente que haga más calor que en Capital, pero sí con respecto a sus parámetros normales”, aclaró Fernández.

En tanto, Carlos Bustos, meteorólogo de la Dirección de Contingencias Climáticas, aseguró que los datos de las temperaturas más elevadas de la provincia no lo sorprenden. “La zona Norte y Este suelen ser los lugares en las que las temperaturas son más altas, junto con algunos valores que aparecen en San Rafael y General Alvear”, manifestó el experto. De todas formas, aclaró que los valores de temperatura registrados se encuentran dentro de los normales para enero, pero que lo que sale de lo esperable son los altos porcentajes de humedad. “Llama la atención sobre todo porque se han mantenido durante varios días y eso no suele ocurrir en Mendoza, pero sí en otros puntos del país”, dijo.

Lo que mata es la humedad
Por su parte, el meteorólogo Fernando Jara se refirió a la masa de aire cálido y húmedo que influye en las temperaturas de la provincia desde el jueves pasado. “Si bien tuvimos un respiro el sábado, otra vez hubo ascenso de temperatura y porcentajes de humedad elevados desde el domingo”, recordó.

El experto explicó que, con presencia de humedad, las personas perciben mayor temperatura pues se dificulta la evaporación del sudor del cuerpo, mecanismo que utilizan las personas para disipar el calor. Por esa razón empiezan a considerarse el valor de sensación térmica, parámetro que no suele tenerse en cuenta para nuestra provincia y que hace que lo percibido sea mayor a lo que marca el termómetro.

Alerta roja en Mendoza
Con una sensación térmica que alcanzó los 44°, la jornada de ayer se tornó prácticamente insoportable. Para llamar la atención sobre los posibles efectos en la salud de la población, el Servicio Meteorológico Nacional emitió un alerta meteorológico para nuestra provincia.

Tal como explicó Fernando Jara se trata de un llamado de atención, ya que ante esta situación todas las personas, no sólo niños y mayores de 65 años, tienen la posibilidad de padecer un efecto negativo.

De todas formas, el meteorólogo aseguró que se trata de una situación que comenzará a modificarse en la provincia: para hoy se espera un descenso en las temperaturas máximas, que se ubicarán en los 33°C. Mientras que para mañana la máxima se mantendrá similar, el jueves bajará a 32°C y el viernes estará inestable con nubosidad y máxima de 30°C.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here