Este camino atraviesa alrededor de 23.000 kilometros a lo largo y a lo ancho de la región andina hasta finalizar Las Heras, Mendoza. Sistema, que por su historia y estado de conservación tiene un valor universal que se quiere poner en valor y proteger para las generaciones futuras.

Es así que en el 2002, comienza el Programa Qhapaq Ñan donde participan, además de la Argentina, Perú, Bolivia, Chile, Colombia y Ecuador, con la premisa de investigar, reconocer el valor patrimonial y conservar este Sistema Vial Andino a través del trabajo conjunto de la nación y la provincia, y las comunidades locales y los pueblos originarios.

Por su parte, esta iniciativa, como postulan los responsables, requiere la voluntad y el compromiso y la concientización de toda la comunidad de Las Heras y de la provincia y de cada una de las comunidades donde el camino de Inca dejo huella; estar presentes en la gestión y en el cuidado del patrimonio implica también lograr el desarrollo local y sustentable, como así también una mejor calidad de vida.

De ahí lo valioso y necesario de la planificación participativa, para tomar decisiones conjuntas y para la futura gestión asociada del Qhapaq Ñan, pues uno de los objetivos principales de la declaración es favorecer el desarrollo (económico y cultural) de las comunidades que viven cerca de los sitios. La gestión participativa supone sentarse a pensar entre todos qué forma de desarrollo queremos, qué tipo de turismo nos interesa y qué tipo de actividades deseamos para el futuro, por eso es tan importante que los habitantes del lugar participen y puedan expresar su opinión.

LEÉR MÁS  Un bebé mendocino de 5 meses falleció en un vuelco en San Juan

En adición a eso, el programa, que pretende promover la inclusión de dicho fenómeno sociocultural histórico en la lista de Patrimonio Mundial de la UNESCO, involucra a siete zonas argentinas: Catamarca: Pucará de Aconquija  (Catamarca);Santa Ana- Valle Colorado(Jujuy); Los Corrales- Las Pircas (La Rioja); Angualasto- Colangüil (San Juan);Santa Rosa de Tastil-Potrero de Payogasta; Complejo Arqueológico Volcán Llullaillaco( Salta); La Ciudacita (Tucumán) y Ciénaga de Yalguaraz – Puente del Inca ( Las Heras, Mendoza).

Cabe agregar que dicho programa es coordinado a nivel internacional por la UNESCO, a nivel nacional por la Dirección Nacional de Patrimonio y Museos de la Secretaría de Cultura de la Nación, en conjunto con un Comité Técnico Nacional

Argentino (conformado por especialistas en diversas áreas) y las siete provincias involucradas. La provincia de Mendoza tiene asignado un rol importante, dado que cuenta con significativos sitios arqueológicos. Es por eso que se crea la ”Comisión Mendoza Qhapaq Ñan”, integrada por el gobierno de la provincia, el Municipio de Las Heras y organismos académicos, entre otras organizaciones.

LEÉR MÁS  Un niño murió ahogado en una represa

Además, las Heras posee el honor de haber sido territorio fértil para la civilización inca, donde último tramo de esta obra magnánima dejo sus últimas huellas en Uspallata, localidad de dicho departamento norteño de Mendoza.

Que de acuerdo a lo que prescribe la UNESCO, para estos programas es necesaria la creación de una Comisión Interdisciplinaria, a fin de coordinar políticas de acción de los distintos organismos intervinientes a nivel provincial con el objetivo de elaborar planes de manejo y gestión que fijen pautas básicas para la protección y preservación de los tramos que nos pertenecen; Manos a la obra: Comenzó en Las Heras el segundo ciclo de talleres 2012, con un primer encuentro de trabajo para la gestión del Programa Qhapaq Ñan, también conocido como ”Camino del Inca”; en el mismo se informó a los asistentes sobre el avance del Programa , como también se realizaron espacios para preguntas y eventuales dudas; luego, el taller apuntó a consensuar la forma en que se va a gestionar el programa, es decir, quiénes se van a encargar de su cuidado, qué acciones se proponen para preservarlo, y cómo se van a llevar adelante esas acciones.

LEÉR MÁS  Cayó el delincuente más peligroso de Las Heras

Una obra magnánima El Camino del Inca es mucho más que un camino, es una vasta red vial peatonal (los incas carecían de carros o caballos –solo tenían llamas como bestias de  carga) que abarcaba la totalidad del imperio incaico con una extensión de unos cuarenta mil kilómetros.

Esta espina dorsal que se aventura por las más altas cumbres, y a modo de corredores transversales, otros tantos caminos comunican costa, amazonia y puna, esta malla vial tejía todo tipo de relaciones en el territorio, fue el eje central

del proyecto político – económico del imperio inca, posee una longitud aproximada de 6000 km. y servía de enlace a una red articulada de caminos e infraestructura construida a lo largo de más de 2000 años de culturas andinas precedentes a los incas. Su construcción respondió a intereses políticos, comerciales, administrativos, estratégicos y militares  permitiendo la expansión y organización del Imperio Inca.

En nuestro país la Ruta 40 acompaña entre Mendoza (Cuyo) y Jujuy (Norte) la traza del camino incaico. Al igual que los romanos en Europa, los incas comprendieron que las buenas comunicaciones facilitan la gobernabilidad y el control imperial; por eso construyeron el ”Camino del Inca” según normas claramente establecidas (ancho, superficie, distancia entre postas, etc.).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here