Durante las inspecciones realizadas en 2014, se constató que el 60% de las industrias vitivinícolas no tenían sistema de tratamiento de agua y generaban contaminación. Este año, el objetivo es aumentar el rubro de empresas a inspeccionar. Es decir, no sólo controlar a la industria vitivinícola sino también, llegar a visitar más de 1.700 establecimientos industriales, entre ellas aceituneras, secaderos y frigoríficos, entre otras.

Esta semana se comenzó con las inspecciones a los frigoríficos y durante los meses de marzo y abril se continuará con un cronograma pautado por rubro y actividad. En primer lugar están las bodegas y en los próximos meses se proseguirá con procesadoras de productos vegetales, lavaderos de hortalizas y las que tienen actividad continua todo el año, como plantas potabilizadoras, industrias de agua mineral y gaseosas, estaciones de servicio, hotelería, petroquímicas y yacimientos petroleros, entre otros.

LEÉR MÁS  Un alvearense entre la tripulación del submarino perdido

El cronograma de trabajo surgió a partir de la situación crítica que observaron los inspectores en las visitas en 2014, por ello es que el objetivo es tratar de verificar la situación en la que se encuentran todos los establecimientos inscriptos en Irrigación.

“Hoy hemos venido a hacer una inspección relacionada con la campaña de control de efluentes 2015 y en esta oportunidad muestreamos efluentes de un matadero para poder conocer los detalles técnicos de su calidad y luego sumar estos resultados a las inspecciones anteriores que hemos hecho para saber en qué estado se encuentra con respecto a la normativa”, sostuvo Teresa Rauek, integrantde de la Dirección de Policía del Agua.

LEÉR MÁS  Le robaron el perro a una proteccionista y se lo devolvieron muerto

Contaminación, la principal problemática
Desde el Departamento de Control de Contaminación Industrial, aseguraron que este año se hará foco en el tema de la contaminación como una de las problemáticas que más afectan a las industrias mendocinas. El objetivo es que las empresas que tengan este tipo de inconveniente puedan efectivamente proponer un programa y afrontar la problemáticas. Los inspectores acuden al establecimiento, elaboran un acta indicando la situación en la cuál se encuentra el establecimiento en el momento de la visita y luego éstos tienen cinco días para realizar el descargo y proponer un plan de acción. El trabajo se realiza conjuntamente con las Inspecciones de Cauce, quienes acompañan en la inspección de rutina.

LEÉR MÁS  Detuvieron un camión con mercadería ilegal en Uspallata

Convenio con instituciones
El año pasado se firmó con instituciones y organismos que agrupan a bodegas de la Provincia, convenios a fin de adecuar la calidad de vuelco de los efluentes generados por los establecimientos en función al destino, de acuerdo a la normativa vigente del DGI y entre otros aspectos se encuentran elaborar recomendaciones técnicas de las plantas de tratamiento de efluentes líquidos o de plantas nuevas, efectuar recomendaciones respecto al diseño y gestión de la zona de Reuso agrícola como destino de vuelco del efluente tratado o destino que corresponda y capacitar al personal de los establecimientos que tienen la responsabilidad sobre el diseño y la operación de las plantas de tratamiento de efluentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here