El funcionario explicó el devenir de los aumentos tarifarios desde 2013 a la fecha, repasando el recorrido de presentaciones judiciales, suspensión de incrementos junto a las diferencias en los cuadros tarifarios tanto entre las diferentes zonas de Mendoza como así también en relación a otras provincias.
 
Realizó un desglose de ítems que componen la boleta de gas en las que están incluidos la provisión del suministro, su transporte, distribución, impuesto provincial y los fondos para obras; a su vez, la boleta tiene cargos fijos y variables que inciden en su precio final, por lo que el abordaje es amplio y debe tenerse en cuenta el efecto que se produce en el valor final.
 
Para el funcionario, el desfasaje que se produjo fue porque para hacer el ajuste tarifario se tomaron en cuenta las tarifas planas y no las diferencias tarifarias. Explicó que hay casos en los que la facturación ha sido de casi 1.700% más.
 
Frente a esta situación, Marinelli comentó que se ha logrado que los incrementos en la factura no sobrepasen el 400% (para los casos residenciales) y 500% (para los industriales), entendiendo que a su vez, los fallos judiciales permiten amortiguar el impacto de aumento.
 
Asimismo, los legisladores manifestaron que se debe trabajar para lograr que los fallos de la Justicia queden firmes con el objeto de que se preserve a los usuarios en relación a los aumentos desmedidos, más allá del sinceramiento tarifario que debe hacerse, y asegurar la provisión del suministro a quienes no lo poseen.
 
Del mismo modo, el funcionario precisó que “como la situación no debe dilatarse”, la distribuidora debe seguir cobrando el suministro del producto por lo que se ha solicitado a Ecogas que refacture las boletas comprendidas en las fechas que la Justicia ordenó con el objeto de que pueda sostener la recaudación y que al usuario no le lleguen dos facturas juntas en los meses en donde más se utiliza el gas.
 
Al mismo tiempo, aseguró Marinelli que se trabaja a partir de las resoluciones del Enargas, debatidas antes en el seno del Ministerio de Energía nacional, con el fin de que se apliquen las nuevas tarifas pero entendiendo la diferencia que debe hacerse tanto en las distintas provincias como en Mendoza en función de las temperaturas del norte y sur.
 
Por otra parte, el funcionario comentó que se está trabajando con la senadora nacional Pamela Verasay y legisladores representantes por Mendoza en un proyecto de ley nacional referido a beneficios tarifarios para ciertas zonas del país.
 
No obstante, Marinelli explicó que Mendoza tiene diferencias tarifarias en los servicios puesto que siguen vigentes amparos presentados por diversas asociaciones de la provincia, fundamentalmente en materia de gas.
 
En este sentido remarcó que “en Mendoza venimos pagando mucho menos que en el resto del país, salvo los que tienen tarifas especiales como la Patagonia en particular o Malargüe, porque todavía tenemos los amparos vigentes de los aumentos anteriores. Hace 10 años que no se aumenta la tarifa por eso se ha sentido tan duro más aquí que en otros lados, en porcentajes, el aumento”.
 
En cuanto a la tarifa social, Marinelli explicó que en Mendoza hay alrededor de 102.000 conexiones beneficiadas sobre casi 400.000 existentes, lo que refleja un número cercano al 30% de alcance de los usuarios.  
 
Los legisladores remarcaron que es satisfactorio haber llegado a aquel número en materia de tarifa social pero entienden que se debe seguir trabajando para que no se afecte al usuario con los aumentos en las tarifas y lograr que los fallos de la justicia queden firmes, mientras se trabaja en una ley que otorgue beneficios a Mendoza en relación al gas.

LEÉR MÁS  Muerte de Leonela: imputarán a la intendente de Santa Rosa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here